diciembre 1, 2011

PERFIL

YULIANA GOMEZ-ELIANA ZAPATA-XIMENA MUÑOZ

Somos un grupo de estudiantes de Licenciatura en Educación Básica con Énfasis en  Lengua Castellana en el curso de la historia de la literatura-Domingos de la Universidad Minuto de Dios, seccional Bello y en la historia de la literatura uniminuto vas a encontrar muchos temas que pueden ser de gran  interés, ya que este contenido te ayudara a conocer la literatura de la diferentes épocas, en este blog encontraras imágenes, documentos y muchos mas contenidos de gran utilidad.

Anuncios
diciembre 1, 2011

TRABAJO FINAL

PUNTO Nº1

LITERATURA GRECO-ROMANA

CONTEXTO HISTORICO DE GRECIA:

La Época Arcaica (h.750-h.500 a. C.) sigue, mientras que los artistas creaban esculturas en posturas estiradas con la «sonrisa arcaica» onírica. Se suele considerar que la Época Arcaica termina al derrocar al último tirano de Atenas en 510 a. C.

El período clásico (h.500-323 a. C.) ofrece un estilo distinto, que después se consideraba como ejemplar (i.e. «clásico»); el Partenón se construyó durante esta época.

El período helenístico (323-146 a. C.) es cuando la cultura y el poder de Grecia se expandió en el Oriente Próximo y el Oriente Medio. Este período comienza con la muerte de Alejandro Magno y termina con la conquista romana tras la Batalla de Corinto (146 a. C.).

La Grecia romana, comprendida entre la conquista romana y el restablecimiento de la ciudad de Bizancio y su nombramiento, por el emperador Constantino I, como capital del Imperio romano (la Nueva Roma) renombrada Constantinopla en el año 330.

La Antigüedad tardía, hasta inicios del siglo VI, con el declive del politeísmo romano frente al avance del cristianismo. El final de este período se suele simbolizar con el cierre de la Academia de Atenas por parte de Justiniano I bajo el edicto del año 529, que además prohibía el paganismo, el judaísmo y cualquier religión no cristiana.

CONTEXTO HISTORICO DE ROMA:

La historia de la antigua Roma se divide en tres grandes etapas: Monarquía/ República/ Imperio.

La sociedad romana estaba formada por personas libres y esclavos. Los primeros se dividían en patricios y plebeyos.

La economía romana se basaba sobre todo en el trabajo de los esclavos (sociedad esclavista). Las actividades principales eran la agricultura, la industria artesanal y el comercio. Las ciudades eran los centros de comercio principales.

Religión politeísta. La mayor parte de sus dioses eran de origen griego. A partir del 380 d C. el cristianismo se convirtió en la religión oficial del Imperio romano.

Roma conquistó extensos territorios en Europa, Norte de África y Oriente Próximo gracias a un ejército profesional y disciplinado y a eficaces funcionarios que dirigían las tierras conquistadas.

Los romanos destacaron en los siguientes ámbitos de la cultura: desarrollaron el derecho romano que es la base  de la legislación de Occ. La lengua de los romanos (latín) fue utilizada en todo el Imperio y de ella derivan muchas de las lenguas actuales. Gran desarrollo de la literatura y el arte. 

La desaparición del Imperio se debe a una crisis económica y social que impide el pago a los soldados y a los funcionarios; una crisis política que debilita las fronteras.

CONTEXTO SOCIAL DE GRECIA:

Solamente los hombres nativos y libres que eran dueños de tierras podían ser ciudadanos, y gozar de la protección entera de la Ley en una ciudad-estado (si bien más tarde Pericles introdujo excepciones a la restricción sobre los nativos). En la mayoría de las ciudades-estado, la gente que tenía importancia social no gozaba de ningún derecho especial, a diferencia de Roma. Por ejemplo, nacer de una cierta familia no solía ofrecer privilegios especiales. A veces ciertas familias controlaban algunas funciones religiosas públicas, pero no solía lograr ningún poder de más en el gobierno. En Atenas, la población se dividía en cuatro clases sociales según su riqueza. La gente podía cambiar de clase por ganar más dinero. En Esparta, todos los ciudadanos varones se nombraban iguales si terminaban su educación. Sin embargo, los reyes espartanos, que servían de líderes militares y religiosos en la ciudad-estado, venían de dos familias. Los esclavos no tenían ningún poder ni estatus. Tenían el derecho de criar una familia y ser dueños de propiedades, pero no tenían derechos políticos. Para 600 a. C. la esclavitud-mercantil se había difundido en Grecia. Para el siglo III A. C. los esclavos componían un tercio de la población entera en algunas ciudades-estado. Los esclavos fuera de Esparta casi nunca se sublevaron porque conformaban demasiadas nacionalidades y estaban demasiado dispersos para organizarse.

La mayoría de las familias tenían esclavos como sirvientes domésticos y peones, y aún algunas familias pobres podían tener unos pocos esclavos. No se permitía que los dueños pegaran o mataran a sus esclavos. Los dueños muchas veces prometían a sus esclavos liberarlos en el futuro para animarlos a trabajar duro. A diferencia de Roma, los libertos (esclavos liberados) no se convertían en ciudadanos. En su lugar, se mezclaban con la población de los metecos, que incluía a la gente de países extranjeros o de otras ciudades-estado a los que oficialmente se les dejaba vivir en el estado.

CONTEXTO SOCIAL DE ROMA:

La base de la estructura social fue la familia y la gens. La familia era el conjunto de persona que estaba sometida a la patria potestad. Era la unidad básica de explotación agraria, que incluía a los esclavos, el ganado, las tierras y la vivienda. La patria potestad daba al cabeza de familia un poder total, pudiendo decidir, incluso, sobre la vida y la muerte. Además, era el único titular de los bienes patrimoniales. La sumisión a la patria potestad no dependía de la edad, y duraba hasta que el páter familia moría o transmitía su poder. La gens la constituían los descendientes de un pater familia, generalmente legendario. Probablemente, en un primer momento, la gens era la titular de los bienes patrimoniales.

Desde el comienzo, la sociedad romana se dividió en tribus y curias, que eran, más que nada, unidades de reclutamiento militar y de decisión política. Eran las curias las que se reunían en las asambleas populares o comicios. Con la reforma de Servio Tulio la división en tribus pasó a ser territorial, por lo que se liberó de la dependencia de la gens.

La sociedad estaba estructurada en clases. Los patricios constituían la clase dominante: la aristocracia. Los plebeyos eran la clase baja: pequeños propietarios pobres, artesanos urbanos y comerciantes. Inicialmente no pertenecían a la gens, y estaban excluidos de los cargos públicos. Además, existía la clientela: un grupo social jurídicamente libre pero sujeto a sus patronos por dependencias de tipo personal. El patrono le daba protección y a cambio cultivaba las tierras que recibían del patrono, algo similar a la dependencia feudal. En la misma situación estaban los esclavos, pero estos no tenían libertad jurídica.

CONTEXTO POLÍTICA DE GRECIA:

La Antigua Grecia se componía de varios centenares de ciudades-estado (polis) más o menos independientes. Esta situación era diferente que en la mayoría de las otras sociedades, que eran o tribus o reinos soberanos de territorios extensos. Sin duda la geografía de Grecia –dividida y subdividida por colinas, montañas y ríos– contribuía a la naturaleza fragmentada de la Antigua Grecia. Es probable que una estructura política similar existiera en las grandes ciudades-estado marítimas de Fenicia. Sin embargo, hasta cierto punto la situación era única en la Antigua Grecia. Por un lado, los griegos antiguos no dudaban que eran «un pueblo singular»; compartían la misma religión, la misma cultura básica y la misma lengua; además de ser muy conscientes de sus orígenes tribales; Heródoto pudo clasificar las ciudades-estado por tribu. Por otro lado, aunque existían estas relaciones de más alto nivel, parece que rara vez jugaban un papel en la política griega. La independencia de las poleis se defendía con fiereza; los antiguos griegos rara vez contemplaban la unificación de Grecia. Aún cuando un grupo de ciudades-estado se aliaron para defender Grecia durante la segunda invasión persa, la inmensa mayoría de las poleisse quedaban neutrales y, al derrotar a los persas, los «aliados» volvieron a sus luchas internas.

Por lo tanto, las mayores peculiaridades del sistema político en la Antigua Grecia eran:

Su naturaleza fragmentaria, que no parece en particular tener orígenes tribales.

La centralización del poder en centros urbanos dentro de estados pequeños.

CONTEXTO POLITICO DE ROMA:

Con la expulsión del pueblo Etrusco el año 509 adC, la nobleza romana estableció la República, concepto que significa estado libre gobernado por magistrados electos o gobierno sin marca ejercido por el pueblo o sus legados.

En sus comienzos, la República Romana fue muy semejante a la Polis o Ciudades-Estado de los griegos tanto por su reducido territorio y escasa población como su forma aristocrática de gobierno. Los romanos la llamaron Civis o Ciudad. Su carácter aristocrático se debió a que el «pueblo» o conjunto de ciudadanos estuvo formado al principio sólo por la Clase Alta o Patriarcado. Sólo los Patriarcados formaban el pueblo Romano, es decir, eran los únicos que poseían los derechos de ciudadanía, que permitían actuar en el gobierno. Posteriormente se introdujeron los Plebeyos, quienes lograron colocar un representante dentro de la estructura republicana, el Tribuno de la Plebe, quien defendía los intereses de esta clase ante el resto de las magistraturas romanas.

La república Romana reunía lo mejor de los tres poderes conocidos: Monarquía, Oligarquía y Democracia. Armonizaba los intereses de sus miembros a través de una tríada institucional de poder dada por las Magistraturas, el Senado y los Comicios.

CONTEXTO CULTURAL DE GRECIA:

La cultura de la antigua Grecia tuvo su fundamento en la educación.

La educación tenía como eje primordial la instrucción de los jóvenes; en Atenas y las demás polis con sistemas democráticos, los niños eran educados en sus casas hasta los siete años; a los catorce pasaban a escuelas privadas, donde aprendían a leer, escribir y contar, al tiempo que recitaban clásicos de la literatura, en especial la Ilíada y la Odisea.

Luego ingresaban en la instrucción primaria, que estaba ampliamente distribuida.

De los quince a los dieciochos años ingresaban en la palestra, que era una de centro educativo donde se combinaba la gimnasia, el entrenamiento militar, las artes y los conceptos básicos de ciencias naturales.

La llamada educación superior, se impartía en la Academia, jardín público en las afueras de Atenas, en el que el filósofo griego Platón instruía a sus seguidores a través de un método informal, que consistía en dialogar en forma de preguntas-respuestas y así se iba desarrollando un determinado tema.

La vida cotidiana estaba relacionada con el teatro, que apareció en las fiestas populares de las zonas rurales de la antigua Grecia con actos espontáneos.

Posteriormente en las ciudades o centros económicos de las polis, compañías permanentes organizaban sus espectáculos.

Entre los principales exponentes del teatro clásico griego tenemos a Esquilo (525 – 456 a. C.) y Sófocles (496 – 404 a. C.).

La música, del griego musikos (musa), refinado, fue una actividad muy popular en la antigua Grecia, presentes en los cultos a los dioses, en los banquetes, bodas, actos fúnebres, el teatro, la guerra, y la cotidianidad del mercado y empleo instrumentos como la lira y la flauta.

Otras expresiones del arte griego fueron la escultura; la arquitectura, con las órdenes dórica, jónica y corintia, y el relieve.

El Partenón es uno de los más importantes monumentos del arte griego.

Arte y cultura, se conjugan con el pensamiento filosófico de Platón, Aristóteles, Sócrates, Arquímedes, Anaximandro, entre otros.

CONTEXTO CULTURAL DE ROMA:

Las mayores contribuciones que Roma ha hecho a la cultura han sido el derecho y el latín, origen de muchas lenguas modernas, y de muchas palabras en lenguas no románicas. Durante la república, y tras la conquista de Grecia, la cultura romana sufre una profunda transformación, caracterizada por la introducción de la civilización helenística, no la griega clásica, en la mentalidad romana. Entre las clases acomodadas la educación está en manos de los griegos.

Así, entran en Roma las últimas tendencias de la filosofía griega, como los estoicos de la mano de Panecio y Posidonio. Historiadores griegos como Polibio, Estrabón y Plinio. Los mayores filósofos romanos serían Cicerón, Horacio, Séneca y Epicteto. En Alejandría destacan Plotino y Ammonio Saccas. Y ya en el siglo III Alejandro de Afrodisisa, Simplicio, Ammonio, Juan de Filópono, etc. Todos ellos comentaristas de los grandes filósofos griegos.

Destacaron matemáticos como, Papo, Teón de Hipatía en Alejandría, Nicómaco de Gerasa, Boecio y Diofanto en Roma; médicos como Herófilo y Erasistrato en Alejandría, Asclepíades, Aulo Cornelio y Galeno en Roma; y geógrafos como Pomponio Mela y Claudios Ptolemaios, el más influyente de la antigüedad.

En la literatura romana tuvieron gran importancia las letras griegas. Se tradujo mucho del griego. Pero destacaron Andrónico, Nervio, César, Plauto, Terencio, Enio, Virgilio, Lucrecio, etc.

CONTEXTO RELIGIOSO DE GRECIA:

Uno de los elementos comunes de toda la cultura griega fue el culto a los mismos dioses, aunque cada ciudad tenía peculiaridades en el culto. Algunos santuarios llegaron a adquirir un estatus panhelénico como el oráculo de Delfos y el santuario de Asclepio en Epidauro.

En las formas culturales adoptadas por la religión de la Antigua Grecia, los principales ritos son las oraciones, las ofrendas, los sacrificios, las fiestas públicas y los juegos. Estos ritos no se excluyen, al contrario: una ofrenda se acompaña de una oración, incluso de un sacrificio, que puede coronar una fiesta pública, pero la religión griega careció tanto de una clase sacerdotal como de libros sagrados.

El culto en Grecia podía ser de dos tipos: público y privado:

El culto privado era el que se celebraba en el hogar en el cual solo participaba la familia residente allí. En cada hogar se hallaba un altar donde se rendía culto a Hestia, Zeus y los espíritus de los familiares difuntos. Los rituales consistían en oraciones ofrendas y libaciones.

El culto público era de dos clases: el rito panhelénico y el que rendía cada ciudad a sus dioses.

En esas fiestas se celebraban fiestas, oraciones, rituales, plegarias, ofrendas, sacrificios y libación en honor del dios o la diosa, matizadas con juegos gimnásticos y concursos.

 CONTEXTO RELIGIOSO DE ROMA:

La religión romana antigua se basó en la creencia en una deidad superior -Júpiter- y en otras menores (Marte, Juno, Quirino, Minerva, etc.) agrupados en tríadas según la época (al principio: Júpiter-Marte-Quirino; después, Júpiter-Juno-Minerva). Júpiter fue apropiado por los romanos en términos de dios nacional, en detrimento de los latinos, que lo veneraban en común. La voluntad de Júpiter era la base del Derecho, y su voluntad, así como la de los otros dioses, debía ser descubierta por adivinos, sacerdotes y augures. Su culto público estaba en manos de colegios sacerdotales especializados, presididos por el pontífice máximo. Existía un culto privado a los espíritus de los antepasados (lares, manes, penates).

Durante el Imperio se desarrollaron cultos provenientes del Oriente que prometían la trascendencia y la vida eterna, tal como el de Mitra y el cristianismo. Por su parte, Júpiter llegará a ser interpretado en el Bajo Imperio en términos casi monoteístas por efecto de la filosofía neoplatónica y el paganismo tardío en su competencia final con el cristianismo.

El modelo romano incluía una forma muy diferente a la de los griegos de definir y concebir a los dioses. Por ejemplo, en la mitología griega Deméter era caracterizada por una historia muy conocida sobre su dolor debido al rapto de su hija Perséfone a manos de Hades; los antiguos romanos, por el contrario, concebían a su equivalente Ceres como una deidad con un sacerdote oficial llamado Flamen, subalterno de los flamines de Júpiter, Marte y Quirino, pero superior a los de Flora y Pomona. También se le consideraba agrupada en una tríada con otros dos dioses agrícolas, Liber y Libera, y se sabía la relación de dioses menores con funciones especializadas que le asistían: Sarritor (escardado), Messor (cosecha), Convector (transporte), Conditor (almacenaje), Insitor (siembra) y varias docenas más.

CONTEXTO ARTISTICO DE GRECIA:

El arte griego empezó con pequeñas esculturas hechas de madera (xoana).  Más tarde se comenzó a trabajar sobre mármol.

El periodo de mayor esplendor del arte griego fue el denominado Siglo de Pericles.

Las obras artísticas que se hacían más frecuentemente eran las esculturas. Entre los escultores clásicos más destacados se encuentran Mirón y Fidias.

El arte de la Antigua Grecia es el estilo elaborado por los antiguos artistas griegos, caracterizado por la búsqueda de la «belleza ideal», recreando el «mundo ideal» del modelo platónico, o mediante la «imitación de la naturaleza» en el sentido de la mímesis aristotélica.

La cultura desarrollada por los antiguos griegos establece los fundamentos de la cultura occidental. De ella surgieron los conceptos y principios del arte, la filosofía y el saber posterior.

El arte de la Antigua Grecia se divide estilísticamente en cuatro períodos:

Geométrico, Arcaico, Clásico, Helenístico.

CONTEXTO ARTISTICO DE ROMA:

Las primeras manifestaciones del arte de la Antigua Roma nacen bajo el influjo del arte etrusco, enseguida contagiado del arte griego, que conocieron en las colonias de la Magna Grecia del sur de Italia, que Roma conquistó en el proceso de unificación territorial de la península, durante los siglos IV y III a. C. La influencia griega se acrecienta cuando, en el siglo II a. C., Roma ocupa Macedonia y Grecia.

Hasta cierto punto puede pensarse que el arte de Roma es una imitación y ampliación del arte griego, y por supuesto del arte etrusco, pero el espíritu que animó a los artistas romanos es totalmente diferente de aquellos. La Roma conquistadora y urbanista trató de unir al sentido estético griego, el carácter utilitario y funcional que sus obras requerían.

Desde el punto de vista cronológico, el arte romano se desarrolló con bastante homogeneidad y autonomía desde el siglo III a.C hasta el siglo V de nuestra Era. Siguiendo las etapas que su devenir histórico marca, destacan al menos la República, hasta el año 27 a. C., y el Imperio, que se extendió desde los tiempos de Augusto hasta la caída de Roma en manos de los bárbaros en el año 476 después de C.

A causa del profundo centralismo ejercido por Roma sobre sus provincias en todos los aspectos de la vida, se originó un arte muy uniforme sin que pueda hablarse de escuelas provinciales, al menos durante la época imperial. No obstante, dada la amplitud del Imperio y su constitución en diferentes momentos, no existe una contemporaneidad cronológica, pues en zonas donde el arte helenístico está más consolidado sus formas artísticas están mucho más evolucionadas que en las provincias más tardíamente incorporadas a la cultura romana.

ASPECTOS RELEVANTES DE LOS AUTORES:

 HOMERO:

(Siglo VIII a. C.)La mayor parte de la tradición expresaba que Homero había sido el primer poeta de la Antigua Grecia. Heródoto, que cita varios pasajes de la Ilíada y la Odisea, dice que Homero vivió cuatrocientos años antes que él, por lo que se situaría en torno al siglo IX a. C. Por otra parte, Helánico de Lesbos dijo que Homero había sido contemporáneo de la guerra de Troya; Tucídides lo situaba unos 60 años después de ella y Eratóstenes sostenía que debió vivir un siglo después. Otros autores antiguos consideraban que Homero era contemporáneo de Licurgo o de Arquíloco.

Además de la Ilíada y la Odisea, a Homero se le atribuyeron otros poemas, como la épica menor cómica Batracomiomaquia (‘La guerra de las ranas y los ratones’), el corpus de los himnos homéricos, y varias otras obras perdidas o fragmentarias tales como Margites. Algunos autores antiguos le atribuían el Ciclo épico completo, que incluía más poemas sobre la Guerra de Troya así como epopeyas que narraban la vida de Edipo y guerras entre argivos y tebanos.

 ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACION LITERARIA:

Se le considera como el padre de la literatura griega. Ciego de nacimiento según la leyenda, autor de las dos grandes epopeyas: Ilíada y la Odisea y de algunos poemas heroicos dedicados a las deidades griegas

La Ilíada es una obra épica por que el autor no incluye sus sentimientos en la obra, por que se basa también en un hecho histórico como es la guerra de Troya, donde también se muestran acciones violentas como la muer te de Héctor. Es una obra Épica por que en esta el autor narra los acontecimientos en el orden en que van ocurriendo.

La Ilíada “es la obra inmortal de Homero, es la obra épica mas trascendente de la literatura antigua y personifica una síntesis genial de la cultura idólatra griega.

 SOLÓN:

(c. 638 a. C. –558 a. C.) Durante su juventud, tras caer su familia en la pobreza, hubo de dedicarse al comercio y a escribir poesía. En principio realizaba esto último sin otro fin que el de entretenerse, pero progresivamente fue volcando el tono de sus versos hacia un costado más filosófico y político.

De acuerdo siempre a Plutarco, la iniciativa de Solón en empresas comerciales correspondió más a un afán de aventura y conocimiento que a uno de lucro. El autor resalta la austeridad de la vida del joven Solón, y destaca algunos de sus versos al respecto, en los que el poeta no distingue diferencia entre. Siendo Solón aún joven finalizó la guerra que Atenas mantenía con Megara por la posesión de Salamina. Aquél, de acuerdo a Plutarco, se dirigió a la plaza y recitó un poema elegíaco denominado Salamina, con el que convenció a los atenienses de que no debían rendirse. La guerra volvió a establecerse con Solón a la cabeza y, finalmente, Salamina fue recuperada.

Algunos autores antiguos le reconocen a Solón un papel decisivo en la «primera guerra sagrada», como agitador de los anfictíones en su guerra contra Cirra por el dominio del templo de Delfos.

Dejó a los atenienses por el lapso de 10 años, en los que debían respetar las leyes, cosa que no ocurrió, y recorrió varios países como Chipre, Lidia y Egipto, de donde extraerá a partir de varios sacerdotes el relato de la Atlántida, posteriormente recogido por Critias y plasmado por Platón en sus diálogosTimeo y Critias, regresando a Atenas durante el gobierno del tirano Pisístrato, que se mantuvo respetuoso con el viejo legislador. Debatió sobre el sentido de la ley con el filósofo Anacarsis el escita y falleció el año 558 a. C.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACION LITERARIA:

En sus elegías Solón expresa su conjunto de ideas políticas. Sus versos han llegado hasta nuestros días de manera fragmentaria, a partir de citas de autores antiguos como Aristóteles, Demóstenes, Teofrasto, Diógenes Laercio, Diodoro Sículo y Plutarco. En 1966. Sin embargo, también existe controversia sobre la veracidad de ciertos fragmentos, y es posible que algunos de los versos que se le atribuyen no sean de su autoría.

También Solón presenta en sus elegías la idea de justicia como un poder divino y como un orden natural y autorregulado. A este respecto, compara la justicia con el mar: «el mar es revuelto por los vientos; mientras alguien no lo mueva, es la más justa de todas las cosas»

 SÓFOCLES:

Sófocles nació en Colono Hípico, que hoy pertenece a Atenas, aproximadamente en el año 496 a.C.

Era hijo de un fabricante de armaduras, Sofilo.

Recibió esmerada educación, escribió dramas y dirigió el coro cuando se celebró el triunfo de Salamina en 480 aC.

Sófocles, juntamente con Esquilo y Eurípides, y sus amigos Heródoto y Pericles, representaron las Letras, la Historia y la estadística de su época.

Falleció alrededor del año 406 antes de Cristo.

Si bien se conservan sólo fragmentos de la mayoría de las obras dramáticas, escribió cerca de cien obras, de las cuales siete tragedias se conservan completas.

De su enorme producción, sin embargo, se conservan en la actualidad, aparte de algunos fragmentos, tan sólo siete tragedias completas: Antígona, Edipo Rey, Áyax, Las Traquinias, Filoctetes, Edipo en Colono y Electra.

 ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACION LITERARIA:

Sófocles en la saga de Edipo pueden estar superpuestos o entrelazados diversos elementos míticos: el niño que es expuesto en el monte (trasunto metafórico de la criatura de origen divino); el éxito y la ruina de Edipo (traslación del ciclo del crecimiento y muerte de la naturaleza); o el conflicto entre Edipo y Layo, que no sería el tema del «conflicto de generaciones». En cualquier caso se puede llegar a pensar que los antiguos dramaturgos, sobre todo en el caso de Sófocles, se percataron de que los mitos poseían una fuerza especial que los hacía singularmente aptos para darles un tratamiento poético y dramático.

De otro lado, el mito posee una rica versatilidad que facilita múltiples maneras de aproximación. De hecho, el propio Sófocles le da un tratamiento personal y a veces libre.

 ESOPO:

No está probada su existencia como persona real. Diversos autores posteriores sitúan en diferentes lugares su nacimiento y la descripción de su vida es contradictoria. Hasta la época en que vivió también varía según los autores aunque todos ellos coinciden en que vivió alrededor del 600 a. C. Heráclides Póntico, lo menciona como una persona natural de Tracia, nacido esclavo de Jantos y posteriormente liberto de Idmon.

Fedro en sus fábulas esópicas, recopilación de fábulas de Esopo, le sitúa en la ciudad de Frigia. Suidas también dejó escrito que procedía de la misma ciudad.

En un escrito atribuido a Planudes, atribuye el lugar de nacimiento de Esopo en Amorium de Frigia.

En la época clásica su figura se vio rodeada de elementos legendarios e incluso se ha puesto en duda su existencia por algunos historiadores. Sus fábulas se utilizaban como libros de texto en las escuelas y Platón dice que Sócrates se sabía de memoria los apólogos de Esopo.

Fue asesinado en Delfos, tras una acusación falsa de robo.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACION LITERARIA:

La obra de Esopo fue recopilada primero por Demetrio de Falero, luego por Fedro, Babrio, Jean de La Fontaine y Félix María Samaniego.

Las fábulas de Esopo pertenecen a lo que se denominó la época arcaica, éstas toman su fuerte en los relatos populares y es considerada por algunos autores como una sátira.

La estructura de la fábula esópica ha sido definida por varios autores, pero la más completa se le atribuye a Nojgaard quien distingue en la narración tres elementos o momentos imprescindibles: 1) La situación de partida en que se plantea un determinado conflicto, entre dos figuras generalmente animales; 2) la actuación de los personajes, que procede de la libre decisión de los mismos entre las posibilidades de la situación dada, y 3) la evaluación del comportamiento elegido, que se evidencia en el resultado pragmático, el éxito o el fracaso producido por tal elección.

En sus fábulas hay una enseñanza moral, no una doctrina. Recogen experiencias de la vida cotidiana que forman un conjunto de ideas de carácter pragmático.

LITERATURA MEDIEVAL

CONTEXTO HISTORICO:

La Edad Media es un período comprendido entre la desaparición del imperio romano de Occidente (476) y el descubrimiento de América (1492). Se trata de un período en que el sentimiento religioso está muy arraigado y la guerra se vive como un hecho casi cotidiano.

Religión y guerra desempeñan un papel importantísimo en los modos de organización social y contribuyen a configurar uno de los rasgos más característicos del pensamiento medieval: la idea de transitoriedad.

Los acontecimientos históricos que se produjeron del siglo X hasta finales de la Edad Media son:

997- Almanzor saquea Santiago de Compostela. Hegemonía musulmana.

1031- División del califato en reinos de taifas.

1085- Conquista de Toledo. Avance de la Reconquista al sur.

1094- El Cid conquista Valencia.

1212- Batalla de Navas de Tolosa. Los cristianos penetran en Andalucía.

1248- Fernando III conquista Sevilla. Culmina el dominio sobre Andalucía.

1252- Alfonso X el Sabio es coronado rey de León y de Castilla.

1369- Se instaura en Castilla la dinastía Trastámara.

Desde el punto de vista de las literaturas romances, la Edad Media abarca desde el siglo X hasta finales del siglo XIV. Durante este período hay dos procesos capitales: la formación del castellano y de los demás romances peninsulares y el nacimiento de las literaturas hispánicas

CONTEXTO  POLÍTICO:

En lo político, la Edad Mediaes una época de gran inestabilidad, especialmente en la península Ibérica, donde se produjo un hecho trascendental: la presencia árabe entre los años 711 y 1492. En efecto, el año 711 los musulmanes desembarcaron en la Penínsulay en poco tiempo acabaron con el reino visigodo de Toledo. Solo quedaron algunos reductos cristianos en zonas aisladas del norte, desde las cuales se inició un proceso que habría de marcar la historia de la Penínsuladurante varias centurias: la Reconquista. Lasrelaciones entre cristianos y musulmanes fueron muy intensas en este período. Hubo cristianos que vivían en territorio musulmán, los llamados mozárabes, y, a la inversa, hubo musulmanes que se quedaron a vivir en territorios cristianos, los mudéjares. A ellos se añadía otro tercer grupo que convivía con cristianos y musulmanes: los judíos. La influencia mutua entre cristianos, árabes y judíos dio como resultado un mestizaje cultural que dejó huellas en el arte, en la lengua, en las costumbres, etc. A través de los árabes se empezó a conocer en el mundo cristiano el pensamiento de los autores clásicos griegos, lo que produjo en el siglo XIII un primer renacimiento cultural en toda Europa. Y fue precisamente el deseo de conocer ese legado el que impulsó la creación dela Escuela de Traductores de Toledo, que vivió bajo el reinado de Alfonso X el Sabio (1252-1284) su máximo esplendor.

CONTEXTO SOCIAL Y RELIGIOSO:

La Edad Mediaes una época de profunda religiosidad, en la que se concibe la existencia como un tránsito hacia la vida eterna. La muerte tiene un sentido liberador y se asume con cierta naturalidad. Es una sociedad teocrática y, en consecuencia, lo trascendente ejerce una considerable influencia en todos los órdenes de la vida.

La guerra, que lleva aparejada la figura del héroe, es, junto a la religión, el otro elemento clave de la ideología medieval.

En la sociedad dela Plena EdadMedia predomina el feudalismo, sistema social basado en la dependencia de los vasallos hacia un señor. Los reinos cristianos tenían una organización política y social muy jerarquizada en sus tres estamentos: nobleza, clero y pueblo llano.

Durante este período, la cultura se desarrolla fundamentalmente en los monasterios (literatura culta, escrita) y en las calles (literatura oral y popular).

La Baja EdadMedia presenta una serie de transformaciones con respecto a estos valores. La incidencia de la peste hace que el hombre comience a ver la muerte con recelo y temor. El sistema feudal desaparece y nace una nueva clase social, la burguesía, determinante para este cambio de mentalidad. Sus ideas daban mayor valor a lo terrenal, a los placeres y a las cuestiones prácticas. La sociedad evoluciona hacia un mayor vitalismo y lo individual empieza a cobrar importancia: el ser humano mira más hacia sí mismo. Las ciudades son ahora el centro de la cultura.

CONTEXTO ARTÍSTICO:

El arte medieval es un gran periodo de la historia del arte que cubre un prolongado período para una enorme extensión espacial. La Edad Media -del siglo V al siglo XV- supone más de mil años de arte en Europa, el Oriente Medio y África del Norte. Incluye movimientos artísticos principales y distintos períodos, artes nacionales, regionales y locales, diferentes géneros, periodos de florecimiento a los que se ha venido en llamar renacimientos, las obras de arte, y los propios artistas (que en la Alta Edad Media permanecían en el anonimato de una condición artesanal de poco prestigio social, como los demás oficios establecidos en régimen gremial, mientras que en los últimos siglos de la Baja Edad Media, sobre todo en el siglo XV, alcanzarán la consideración de cultivadores de las bellas artes, aumentando en consideración social y preparación intelectual).

Los historiadores de arte clasifican el arte medieval en períodos y movimientos: arte paleocristiano, arte prerrománico, románico, gótico (en Europa Occidental -la cristiandad latina-), arte bizantino (en el Imperio bizantino -la cristiandad oriental-) y arte islámico (en el mundo islámico), con influencias mutuas. Además cada “nación” o cultura enla Edad Mediadesarrollaron estilos propios diferenciados, como el arte visigodo, el arte anglosajón o el arte vikingo. El arte medieval incluye muchos medios de expresión a través de disciplinas artísticas, técnicas y géneros diferentes: arquitectura, escultura, orfebrería, manuscritos ilustrados (la miniatura y la caligrafía), frescos, pintura en tabla, mosaicos, y un largo etcétera, en el que se incluyen artes y oficios no incluidos habitualmente en las bellas artes, como la confección de la indumentaria medieval.

El arte medieval superó la herencia artística clásica del Imperio romano a través de su mezcla con las aportaciones del cristianismo primitivo y de la vigorosa cultura “bárbara” de Europa del Norte para producir una notable síntesis artística. La historia de arte medieval puede ser vista como la historia de la interacción entre los elementos del arte clásico, paleocristiano y pagano.

FUNCIÓN DEL ARTE:

A la hora de encarar las obras de arte medievales es necesario tener en cuenta que en esta época no existe el concepto del arte como fin en sí mismo o de la belleza como único objetivo del artista. El objeto artístico medieval tiene, en el seno de la sociedad en que es producido, un carácter básicamente funcional. En opinión del medievalista francés Georges Duby, la obra de arte medieval cumple fundamentalmente tres cometidos:[1]

  • El de ser una ofrenda a Dios, a los santos o a los difuntos, con el fin de obtener su gracia, su indulgencia, etc. Es por ello que el hombre medieval (incluso aquellos, como San Francisco de Asís, que promovían la pobreza) no dudaba de la legitimidad de la riqueza de los adornos de las iglesias, monasterios u otros lugares de culto, puesto que esta riqueza era vista como una ofrenda necesaria a Dios, para la cual eran necesarios los mejores materiales y las mejores técnicas.
  • El de ser intermediarios entre el mundo sobrenatural y el humano, haciendo visible aquí las realidades divinas, según la máxima paulina per visibilia ad invisibilia (a través de lo visible hacia lo invisible). Generalmente, se suele atribuir a las imágenes medievales una función pedagógica consistente en explicar los dogmas de la fe cristiana y la historia sagrada a los iletrados, si bien no todos los expertos están de acuerdo sobre este punto.[
  • El de ser una afirmación de poder: por un lado, del poder de Dios y de la Iglesia que reclamaba su delegado en el mundo; por otro, del poder de aquellos que tienen los medios suficientes para encargar obras de arte.

 PRINCIPALES AUTORES DE LA EDAD MEDIA:

– Dante Alighieri (Aspectos relevantes de su vida y elementos de su creación literaria):

El florentino Dante Alighieri (1265-1321) participó activamente en las luchas políticas de su tiempo, lo que le costó el destierro de su ciudad natal. Fue un activo defensor de la unidad italiana. Escribió varios tratados en latín sobre literatura, política o filosofía.

En italiano escribió poesía amorosa (Rime) y la Vita nuova, en la que relata en prosa, intercalando poemas, su gran amor por Beatriz, conocida de niña y muerta muy joven. Por su estilo e ideas (Beatriz es una donna angelicata), estas obras se encuadran en el dolce stil novo.

La Divina Comedia, compuesta entre 1307 y 1321, es una de las obras maestras de todos los tiempos. En las tres partes del poema, escritas en tercetos encadenados, Dante narra un alegórico viaje al mundo de ultratumba.

A través de quienes va encontrando, condenados o beatificados, Dante nos resume la historia de la humanidad y expresa la visión medieval del mundo, con sus problemas sociales, políticos y religiosos. Además, no puede ocultar su propia emoción ante los dramas de sus semejantes, anticipando el humanismo renacentista.

 – Francisco Petrarca (Aspectos relevantes de su vida y elementos de su creación literaria):

El toscano Francesco Petrarca (1304-1374) es considerado un escritor de la edad media y con cabida en la modernidad por su inquietud intelectual. Su vida se caracterizó por sus constantes viajes entre Francia e Italia. En 1340 fue coronado de laurel como poeta en Roma.

Está considerado el padre del humanismo, movimiento cultural basado en la recuperación dela Antigüedad, que será la base ideológica del Renacimiento. Fue un gran estudioso de los autores de la antigua Roma y escribió además numerosos libros en latín: tratados filosóficos y religiosos, obras históricas y poesía lírica y épica.

Sin embargo, es aún más importante su obra en italiano. En su Cancionero recogió y ordenó sus poesías de amor, dedicadas a Laura, a quien, como Dante a Beatriz, amó con un amor imposible truncado por una temprana muerte. La hondura de la indagación en sus sentimientos y la perfección formal y métrica de su estilo tendrán una gran influencia en la lírica europea posterior, especialmente en la renacentista. Su obra presenta dos características diferentes: por un lado, dejó plasmada su devoción por el Papado y los servicios eclesiásticos en la obra “Secretum”, conjunto de textos en prosa y verso alusivos a la unión del mundo cristiano. Por otro, idealizó el amor en un conjunto de versos dedicados en su mayoría a la figura de una bella mujer, posiblemente llamada Laura de Noves.
Falleció en Arquá, Padua, en 1374.

– Giovanni Boccacio (Aspectos relevantes de su vida y elementos de su creación literaria):

El italiano Giovanni Boccaccio (1313-1375), hijo de un banquero, recibió una esmerada educación y fue un inquieto escritor, que practicó numerosos géneros (novelas en verso y prosa de tema clásico, pastoril, sentimental, caballeresco, etcétera).También fue humanista, amigo de Petrarca y el primer estudioso de Dante. Su obra maestra es el Decamerón (1349-51), en la que un grupo de jóvenes refugiados en el campo para escapar a la terrible peste de 1348 se narran cuentos unos a otros para entretenerse. La obra obtuvo un gran éxito, lo cual le valió, en adelante, ser promovido con frecuencia a cargos oficiales honoríficos. Desempeñó funciones de embajador, primero en Aviñón y luego en Roma. De esos años son Poema bucólico, conjunto de dieciséis églogas compuestas en latín e inspiradas en Virgilio, y dos obras de signo totalmente opuesto: Corbacho, violenta sátira social y sexual, y De las mujeres notables, que contiene una larga serie de edificantes biografías femeninas. En 1362, sin haber resuelto sus problemas financieros, se retiró a Certaldo, donde sufrió una crisis espiritual que lo llevó a renegar de El decamerón y a volcarse en el estudio y en las prácticas piadosas. Tras ser ordenado sacerdote, pasó a ocupar el cargo de confesor en 1360.

El humanismo que caracteriza las obras de madurez de Boccaccio, dedicado a comentar la obra de Dante en la iglesia de San Stefano de Badia por encargo de la nobleza florentina y a confeccionar una erudita compilación de la mitología clásica, se anticipa en buena medida al pensamiento y a la cultura renacentista. Ese giro humanístico y religioso guarda relación con la amistad que por esos años entabló con Petrarca, cuya muerte, acaecida en octubre de 1374, lo sumió en una profunda tristeza.

Durante lo poco que le quedaba de vida, todos sus escritos serían un constante lamento por la pérdida del gran amigo y el abandono espiritual en que lo había dejado. Pero su legado literario más valioso, el que lo convierte en el fundador de la prosa italiana, son los cien cuentos que componen El decamerón, que dan cuenta de su visión a la vez cínica e indulgente de las flaquezas, los pecados y las corrupciones de los hombres de su época.

Los relatos son de muchos tipos, pero los más interesantes son los cómicos de ambientación realista en la sociedad de la época.

– Geoffrey Chaucer (Aspectos relevantes de su vida y elementos de su creación literaria):

El inglés Geoffrey Chaucer (1340-1400). Poeta inglés. Hijo de un vinatero proveedor de la corte, se cree que asistió a la escuela de gramática latina de la catedral de San Pablo y que estudió leyes en el Inns of Court. En 1357 era paje de la condesa del Ulster, y más tarde (h. 1367) escudero de Eduardo III. Hombre cercano a la corte, alrededor de 1366 contrajo matrimonio con Philippa Roet, dama de compañía de la reina.

Desempeñó los cargos de interventor de aduanas en el puerto de Londres (1374-1386) y luego de juez de paz en Kent, parlamentario y encargado de los jardines y palacios reales. En comisiones reales, realizó diversos viajes al reino de Navarra, a Francia e Italia, lo que le sirvió para conocer la obra de Dante, de Petrarca y de Boccaccio. Al final de su vida alquiló una casa en las proximidades de la abadía de Westminster, y obtuvo el privilegio de ser enterrado en ésta.

Buen conocedor de la literatura cortesana francesa (Deschamps, Machault), su influencia se deja sentir en la primera parte de su obra; se le atribuye la traducción al inglés del célebre Roman de la rose, del que sólo se conservan algunos fragmentos. Esta influencia es así mismo patente en el Libro de la duquesa (Book of the Duchesse, h. 1374), su primera obra, escrita en tono elegíaco y dedicada a su protector, Juan de Gante, con motivo de la muerte de su primera esposa, Blanche.

El primero, de dos mil versos, refiere en tono humorístico el accidentado viaje del poeta a lomos de un águila dorada rumbo al palacio de la diosa Fama. El segundo, que contiene muchos de los elementos típicos de los géneros cortesanos de la época, describe una reunión de toda clase de aves, con motivo de la fiesta de San Valentín, para elegir su pareja, lo cual da motivo a una águda sátira llena de comicidad.

Entre sus obras de influencia italiana figura también Troilo y Crésida (Troilus and Criseyde, 1383-1385), un largo poema de ocho mil versos que relata una historia de amores desgraciados en el marco de la guerra de Troya, y que al parecer ofendió a la esposa de Ricardo II, Ana de Bohemia. La leyenda de las mujeres virtuosas (The Legende of Good Women, obra inconclusa escrita al año siguiente, (1386), podría obedecer a la voluntad de desagraviar a la dama. El poeta se acusa en el prólogo de haber cantado a una mujer infiel, y se propone, para redimirse, la tarea de cantar las vidas de toda una galería de mujeres fieles que murieron por amor.

La obra más ambiciosa de Chaucer es, sin embargo, Los cuentos de Canterbury (Canterbury Tales), conjunto de relatos en verso inspirados en el El decamerón, que debió de componer entre 1386 y 1400. El poeta escribió en realidad sólo la cuarta parte de los cuentos que planeó en un principio, aunque la muestra recoge ya casi todos los géneros de la cuentística medieval. La obra desempeñó un papel crucial en la fijación de la gramática y la lengua inglesas. Chaucer se revela como gran artista y profundo psicólogo, capaz de imprimir gran vivacidad a la narración y impregnarla de un humor malicioso y profundamente humano.

El hilo conductor de la obra es la peregrinación de una serie de personajes, procedentes de todos los estamentos sociales, a la catedral de Canterbury, donde se encuentra la tumba de santo Tomás Becket. En el conjunto de estos relatos se advierte la misma ambigüedad en la relación conla Iglesiay la religión que marca otras obras del poeta: los poemas satíricos y picantes alternan con los de temática piadosa, aunque los primeros son mucho más numerosos.

Sin embargo, la obra termina con una confesión en la que el autor se retracta de los cuentos menos edificantes, así como de obras anteriores suyas, como Troilo y Crésida. El reconocimiento de Chaucer creció notablemente durante el Renacimiento, si bien su posición fundacional en la literatura inglesa no ha dejado de reconocerse con posterioridad.

 

LITERATURA MODERNA

 

CONTEXTO HISTÓRICO:

La Edad Moderna es el tercero de los periodos históricos en los que se divide tradicionalmente en Occidente la Historia Universal, desde Cristóbal Celarius.

En esa perspectiva, la Edad Moderna sería el periodo en que triunfan los valores de la modernidad (el progreso, la comunicación, la razón).

La afirmación de la literatura latinoamericana comenzó a fines del siglo XIX con el surgimiento de una nueva forma expresiva más audaz, original y cosmopolita que se llamó “Modernismo. La mayoría de los autores de este movimiento reivindicaron el legado cultural colonial como parte del cuerpo latinoamericano frente al avance cultural norteamericano. Lo que buscaron fue una renovación del lenguaje y una nueva forma de expresión que diera cuenta de lo latinoamericano como diferente de lo sajón y de lo hispano. En este sentido, exploraron las raíces latinoamericanas con el fin de hallar el basamento ideológico para el desarrollo de sus pueblos.

En la década de 1880, América latina experimentó cambios fundamenta­les en su vida política, social y cultural. Si bien, de los países de raíz hispa­na sólo Puerto Rico y Cuba seguían bajo la hegemonía de España, los de­más, ya liberados de los viejos lazos, atravesaban procesos que modificaron notablemente su fisonomía.
En esta etapa, las sociedades latinoamericanas se habían asegurado la soberanía política, estaban en plena organización institucional y buscaban, en su breve historia los componentes de una identidad nacional. Varios siglos de do­minación española habían dejado profundas huellas y el modelo por imitar no estaba ya en la Madre Patria, sino en otras naciones europeas, que atravesa­ban un proceso de modernización que atrajo a la clase econó­mica y política mejor acomodada del territorio americano

CONTEXTO POLÍTICO:

 La disputa entre conservadores y liberales, entre formas de gobierno federales o centralistas y la incidencia de una clase oligárquica que hacía prevalecer sus derechos frente a la creciente clase trabajadora. En la educación, al papel domi­nante que quería mantener la iglesia, se oponían los que abo­gaban por la educación pública. Y culturalmente, el antagonis­mo se planteaba entre quienes defendían las viejas tradiciones de raíz hispánica y los que pugnaban por la apertura intelec­tual y por la incorporación de los cambios.

Uno de los rasgos que mejor caracterizó a los modernistas fue la intención de explorar en las raíces americanas y de hallar el basamento ideológi­co para el desarrollo de sus pueblos. Muchos de ellos, y a través del perio­dismo, llevaron adelante ideales políticos relacionados con una causa lati­noamericana.

Allí es­taba el signo modernista: la necesidad de renovación de la expresión literaria tanto en lo formal (métrica, rima), como en lo temático, me­diante una mirada dirigida hacia América y los pueblos indígenas o hacia preocupaciones sociales de su tiempo.
Efecti­vamente, los modernistas pretendieron la universalidad, no reconocer fronteras. Lo cual, bien visto, se oponía a su propósito de crear una litera­tura representativa de lo propiamente americano.

CONTEXTO SOCIAL:

El  panorama económico provocó grandes variaciones en la com­posición de las sociedades. Las clases altas se modernizaron y los te­rratenientes abandonaron la dedicación exclusiva a sus haciendas, para consagrarse también al comercio. Nació así una nueva sociedad burguesa relacionada directamente con los mercados europeos.
La urbanización fue una clara consecuencia de este proceso. Mu­chas de las grandes ciudades actuales consolidaron su poder entre fines del siglo XIX y principios del xx, como resultado de la política liberal. Hacia 1890, estaban más urbanizados algunos países sudamericanos -Venezuela, Chile, Uruguay y la Argentina- que los Estados Unidos. Como afirma el historiador argentino José Luis Romero en Latinoamé­rica: las ciudades y las ideas: “Casi todas las capitales latinoamericanas duplica­ron o triplicaron la población en los cincuenta años posteriores a 1880”.
Sin embargo, este proceso no abarcaba la totalidad de los vastos territo­rios del continente. Había aún importantes zonas de actividad campesina y extensas áreas sin poblar. El ámbito rural demoró en sentir los efectos del progreso y conservó las características de la antigua sociedad hispana.

Los habitantes de los centros urbanos fueron quienes percibieron las transformaciones en la vida cotidiana: el espacio para la construcción de vi­viendas adquirió otra disposición, las comunicaciones acortaron las distan­cias y hasta el saber científico básico sobre el organismo humano y su fun­cionamiento modificó viejos hábitos. La modernidad se había instalado.
Los escritores que surgieron durante este período y que se identifi­caron como modernistas fueron también “modernos”, en el sentido de haber celebrado este nuevo modo de vida, de haberse percatado de esa transición -de una sociedad colonial a otra liberal- y de intentar, en consecuencia, la búsqueda de la renovación y de la originalidad en las formas de expresión.

 CONTEXTO CULTURAL:

Toda la cultura de la época refleja malestar e inquietud, que es conocido como la crisis de la conciencia europea de fin de siglo. En España, el malestar de fin de siglo se manifiesta a través de la cultura del modernismo. Los artistas, rechazan el materialismo, el parlamentarismo de la Restauración y la estética realista. A la vez recogen influencias culturales comunes, como puede ser el pensamiento irracionalista de Nietzsche. En el arte recogen el influjo del impresionismo, del simbolismo.

 CONTEXTO RELIGIOSO:

Como probaban las herejías urbanas medievales reprimidas por la Inquisición y la Orden Dominicana, la Iglesia Católica se encuentra en conflicto con la nueva vida urbana, y había mirado sus transformaciones con reticencia, aunque también demostró una gran capacidad de asimilación de los elementos disolventes (Orden Franciscana y devotio moderna de Tomás de Kempis). En el Siglo XIV había vivido la Cautividad de Aviñón y el Cisma de Occidente, y en el XV vivió un proceso de acrecentamiento del poder temporal. Ejemplos de Papas mundanos fueron, por ejemplo, Alejandro VI y Julio II, este último apodado, y no sin razón, el «Papa guerrero». Para financiarse, recurrió de manera cada vez más escandalosa a la venta de indulgencias, lo que excitó las protestas de John Wycliff, Jan Hus y Martín Lutero. Este último, cuando la Iglesia lo llamó a someterse, se rehusó, señalando que la única fuente de autoridad eran las Sagradas Escrituras. Era esta una nueva visión de la relación entre el hombre y Dios, personalista e intimista, más acorde con los valores de la modernidad y muy diferente a la idea social y comunitaria de la religión que tenía el Catolicismo medieval. Entre los numerosos seguidores de Lutero no fue posible la uniformidad (la interpretación libre de la Biblia y la negación de autoridad intermedia entre Dios y el hombre lo hacían imposible), y así Ulrico Zwinglio, Juan Calvino o John Knox, fundaron iglesias reformadas que se expandieron geográficamente convirtiendo a Europa en un mosaico de creencias rivales. Se ha propuesto[] que el calvinismo y la doctrina de la predestinación son posiblemente una contribución esencial a la conformación del espíritu burgués capitalista, al exaltar el trabajo y el triunfo personal. No obstante, no es imposible encontrar una versión católica del mismo espíritu, como fue el jansenismo; lo que abundaría en la tesis materialista de que más que una determinación ideológica fueron las diferentes condiciones de la estructura económica del norte y el sur de Europa las que influyeron en su divergente historia a lo largo de la Edad Moderna.

Todo esto sucedió en medio de un terrible periodo de guerras de religión: en Alemania, los príncipes católicos se apoyaron en Carlos V contra los príncipes protestantes, al tiempo que surgían movimientos sociales como la guerra de los campesinos o los anabaptistas, perseguidos sangrientamente por ambos bandos, con la bendición expresa tanto del Papa como de Lutero; en Francia, la no menos violenta Matanza de San Bartolomé (1572) fue sólo un episodio de su particular y prolongada serie de guerras de religión, en las que la distintos grupos sociales se encuadran en bandos nobiliarios con opuestas pretensiones políticas, dinásticas y alianzas exteriores; la Guerra de los Ochenta Años que supone la separación de los Países Bajos en un norte protestante y un sur católico; en su última fase (tras una Tregua de los doce años) simultánea a la Guerra de los Treinta Años (1614-1648) en el Sacro Imperio, que terminó transformándose en un conflicto europeo generalizado.

La expansión europea significa la desaparición o sumisión de muchas religiones indígenas en los territorios ocupados por los europeos.

En América Latina el catolicismo fue impuesto como religión prácticamente exclusiva siguiendo los lineamientos de la Contrarreforma, pero al mismo tiempo las antiguas religiones y creencias precolombinas y africanas reprimidas, reaparecieron reformulando el cristianismo mediante el sincretismo religioso. El catolicismo latinoamericano, especialmente en sus vertientes más ligadas a las culturas de los pueblos originarios y afroamericanos, abrió camino a nuevos enfoques ante los derechos humanos, la naturaleza, la igualdad social y el republicanismo.

La otra gran religión expansiva, el Islam, no tiene una separación de autoridades civiles y religiosas, lo que no significa necesariamente un mayor fundamentalismo, y la prueba habían sido los periodos de tolerancia y fértil intercambio cultural de la Edad Media. Los Imperios Turco, Safávida o Mogol no fueron menos, sino más tolerantes en lo religioso que la Monarquía Católica o la Ginebra de Juan Calvino, y el Mediterráneo Oriental (Balcanes incluidos) fue durante toda la Edad Moderna un mosaico étnico y religioso que acogió la diáspora sefardí de forma equivalente a como lo hizo Ámsterdam.

El erasmismo o conceptos como la libertad de conciencia no sólo abren el paso a otras religiones (protestantismo), sino a nuevas actitudes del hombre ante la naturaleza, como la duda cartesiana, el racionalismo y el empirismo. Muy diferentes entre sí, la indiferencia religiosa, los libertinos, la masonería, el panteísmo, el agnosticismo y el ateísmo empezarán a ser consideradas como posturas imaginables -aunque de ninguna manera toleradas  y ganarán terreno a medida que avancen los siglos de la Edad Moderna.

CONTEXTO ARTÍSTICO:

Una diferencia esencial puede señalarse a partir de la Edad Moderna entre el denominado arte occidental y las demás denominaciones geográficas (arte africano, arte asiático, etc. la función social y la consideración del artista. A diferencia de las demás zonas del mundo, en Europa y sus colonias, desde el Renacimiento, pintores, escultores y arquitectos no sólo salen del anonimato y empiezan a firmar su obra, sino que se codean de igual a igual con filósofos y príncipes. Este ascenso social se adelanta varios siglos al de otras partes de la burguesía, y conforma una nueva aristocracia del mérito intelectual, en la que más tarde ingresarán también los literatos y científicos. Por otro lado, la Iglesia, la nobleza y la monarquía, clientes tradicionales, dejan de serlo exclusivos, como puede ejemplificarse en la burguesía holandesa, y nace un verdadero mercado del arte que empieza a no funcionar por encargo y puede surgir la creación del artista con mucha mayor libertad. Cuando en el siglo XIX el proceso se complete, y la sociedad responda ella misma a los criterios del mercado, habrá muerto el arte de la edad moderna y nacido el arte contemporáneo (paradójicamente junto con la figura del artista maldito, que no triunfa en vida).

PRINCIPALES AUTORES MODERNISTAS:

El Modernismo cuenta con un elevado número de escritores en América. Algunos han tenido verdadera repercusión internacional y otros han quedado reducidos al ámbito nacional.

RUBÉN DARÍO:

 Seudónimo de Félix Rubén García Sarmiento (1867-1916), poeta, periodista y diplomático nicaragüense, considerado el fundador del modernismo. Nació en Metapa (Guatemala). Sus padres se separaron cuando él todavía era muy pequeño y lo crió una abuela que lo mimó, consintió mucho y presentó en Managua, siendo todavía un adolescente, como un artista prodigio. En 1986 realizó un viaje a Santiago de Chile que fue su primer contacto con el progreso y la metrópoli. Quedó fascinado, y allí publicó su primer gran libro Azul… (1888), libro que llamó la atención de la crítica. De regresó a Managua se casó con Rafaela Contreras, en 1891; quince meses después nació su primer hijo y en 1893 murió su esposa. Convertido en un gran poeta de éxito en Europa y América. En 1913, entró en una crisis religiosa y mística y marchó a refugiarse a Palma de Mallorca. Pero poca paz pudo encontrar porque el alcoholismo, la pobreza y la enfermedad le acosaban de cerca.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACIÓN LITERARIA:

Inició la carrera literaria en Chile. Sus primeros poemas son una mezcla de tradicionalismo, romanticismo, con una temática comprometida con lo social; Abrojos (1887) y Canto épico a las glorias de Chile (1888). Este mismo año publica Azul… obra todavía romántica sobre la exaltación del amor como algo armónico con la naturaleza y el cosmos. Está dividido en cuatro partes: ‘Primaveral’, donde desarrolla el tema del amor sexual como algo sagrado, en la línea del Cantar de los cantares; ‘Estival’ gira en torno al amor como instinto; en ‘Autumnal’ el amor se canta como nostalgia y, por último, en ‘Invernal’ aparece un amor mundano y moderno capaz de desafiar la climatología y las estaciones ya que los amantes se refugian en “lechos abrigados… cubiertos de pieles de Astrakán”. A este libro debe que sea considerado como el creador del modernismo. Aclamado como gran poeta, le llevan a París y a entrar en contacto con los poetas parnasianos y simbolistas que transformarán sus concepciones poéticas: abandona el provincialismo regionalista y local por una poesía de la universalidad en la cual el poeta se siente tocado por la misión trascendente de contar al mundo cómo es su vida cotidiana pero a través de símbolos herméticos como metáforas y otras figuras literarias, para lo cual recurre tanto a la naturaleza, la historia, la mitología, otras obras literarias o la ciencia, pero alejado y distante, en aras de encontrar el ideal poético. En Prosas profanas (1896 y 1901), obra simbolista y llena de exótica imaginería, desarrolla de nuevo el tema del amor pero ya no busca la armonía con la naturaleza sino con el arte: “me río del viento que sopla fuera” dice el poeta, y la amada se entregará a él desdeñando a hermosos galanes, pues es el Arte quien triunfa en el amor. La originalidad de Rubén Darío está en haber sabido expresar los gustos y sentimientos de su época. Canta al amor y transgrede normas sociales para conseguirlo, lo cual le culpabiliza y esta culpa también la expresa, pero no renuncia a sus fines y su placer. Formalmente creó una poesía elevada y refinada con muchos elementos decorativos y resonancias musicales; Cantos de vida y esperanza (1905) es el mejor ejemplo de ello, donde expone cómo el Arte supera a la Naturaleza, que se manifiesta a veces como un caos, y es capaz de poner orden, de restablecer la armonía divina, y como tema de fondo su preocupación por el futuro de la cultura hispana. Otra faceta de la obra de Rubén Darío es la de poeta cívico ya que compone poemas tanto para exaltar un glorioso hecho nacional o un héroe, como para realizar una amarga censura. El canto errante (1907), un libro en el que afrontó los eternos problemas de la humanidad, es su libro, conceptualmente, más universal. En el poema ‘A Colón’ expresa el espanto que supuso el descubrimiento y enaltece la ingenuidad de la América indígena.

Rubén Darío, que ya se había entregado al “arte por el arte”, vive en propias carnes la contradicción: el arte no resuelve y cae en un profundo abandono vital que le lleva a las más variadas excentricidades y bohemias y al consumo excesivo de alcohol.

JOSÉ JULIÁN MARTÍ PÉREZ:

(La Habana, Cuba, 28 de enero de 1853 – Dos Ríos, Cuba, 19 de mayo de 1895) fue un político liberal, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano, creador del Partido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95 o Guerra Necesaria. Perteneció al movimiento literario del modernismo.

Su visión política era liberal. Además, su obra política y de propaganda muestra estas tres prioridades: la unidad de todos los cubanos como nación en el proyecto cívico republicano de postguerra; la terminación del dominio colonial español; y evitar una expansión estadounidense. Es casi unánime la información sobre su gran capacidad de trabajo y frugalidad, lo que, siendo evidente, junto a su palabra persuasiva, le valió reconocimiento por la mayoría de sus compatriotas.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACIÓN LITERARIA:

En el campo de la poesía sus obras más conocidas son Ismaelillo (1882), Versos sencillos (1891), Versos libres y Flores del destierro. Sus ensayos más populares son El presidio político en Cuba (1871) y Nuestra América (1891), cabe también destacar su obra epistolar, por lo general bien apreciada literaria y conceptualmente. Se incluye entre sus obras “La edad de oro. Publicación mensual de recreo e instrucción dedicada a los niños de América” de la cual fue redactor (Julio 1889).

Fue precursor del modernismo, junto a Manuel González Prada (Perú), Rubén Darío (Nicaragua), Francisco Gavidia (El Salvador), Julián del Casal (Cuba), Manuel Gutiérrez Nájera (México), Manuel de Jesús Galván (República Dominicana), Enrique Gómez Carrillo (Guatemala), José Santos Chocano (Perú) y José Asunción Silva (Colombia), entre otros. Es todavía tema de debate entre los especialistas su importancia relativa en el modernismo.

JULIÁN DEL CASAL:

 (La Habana, 7 de noviembre de 1863 – 21 de octubre de 1893) fue un poeta y escritor cubano y uno de los máximos exponentes del modernismo en Latinoamérica.

Nació en La Habana el 7 de noviembre de 1863, hijo de Julián del Casal y Ugareda, natural de Vizcaya, y María del Carmen de la Lastra y Owens, natural de Artemisa. La muerte de su madre, en 1868, entristeció su infancia. Estudió en el Real Colegio de Belén, donde fundó un periódico, escrito a mano, que llevó por título El Estudiante. Julián del Casal obtuvo el título de Bachiller en 1879.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACIÓN LITERARIA:

Publicó su primer poema conocido en un semanario de arte, ciencia y literatura llamado El Ensayo, en el número editado el 13 de febrero de 1881.

En 1891 había llegado Rubén Darío a La Habana, con quien Casal entabló amistad. El primero le dedicó a éste El clavicordio de la abuela; Casal, por su parte, había conseguido ese mismo año que La Caricatura apareciera el poema de Darío La negra Dominga; también publicó en La Habana Elegante un artículo sobre su amigo el 5 de enero de 1893.

La tarde del 21 de octubre de 1893, en la redacción de La Habana Elegante, Casal escribió un suelto al que dio el título de Mi libro de Cuba, que trata del texto de Lola Rodríguez de Tió. También corrigió parcialmente las pruebas de su libro Bustos y rimas. Esa misma noche murió súbitamente en la sobremesa de una familia amiga, en casa del doctor Lucas de los Santos Lamadrid. En un ataque de risa provocado por un chiste de uno de los presentes, se le produjo una hemorragia y sufrió la mortal rotura de una aneurisma.

MANUEL GUTIÉRREZ NÁJERA:

(22 de diciembre de 1859 – 3 de febrero de 1895), escritor, poeta y periodista mexicano, nació y vivió en la Ciudad de México como observador cronista. Utilizó múltiples seudónimos, no obstante, entre sus contertulios y el público, el que más arraigado quedó fue: El duque Job

Precursor del modernismo en México. Perteneció a una familia de clase media.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACIÓN LITERARIA:

Escritor y periodista toda su vida. Inició su carrera a los trece años. Escribió poesía, impresiones de teatro, crítica literaria y social, notas de viajes y relatos breves para niños. El único libro que vio publicado el duque en vida, fue una antología de cuentos a la que llamó: Cuentos Frágiles(1883);fue uno de los fundadores de la Revista Azul, órgano de difusión del modernismo en México. Gran parte de su obra apareció en diversos periódicos mexicanos bajo multitud de seudónimos: El cura de Jalatlaco, El duque Job, Puck, Junius, Recamier, Mr. Can-Can, Nemo, Omega… Se escudaba en esa diversidad para publicar distintas versiones de un mismo trabajo, cambiando la firma y jugando a adaptar el estilo del texto a cada seudónimo.

Escribió poesía romántica y amorosa. Gustó de lo afrancesado y de lo clásico, como era habitual en los intelectuales mexicanos y la alta sociedad de su tiempo.

A Manuel Gutiérrez Nájera se le define como “especie de sonrisa del alma” por la gracia sutil de su estilo, elegante, delicado y con ternura de sentimientos.[] En el fondo fue siempre poeta romántico. Entre sus obras poéticas más importantes se encuentran: La Duquesa Job, Hamlet a Ofelia, Odas Breves, La Serenata de Schubert y el afamado poema “Non omnis moriar” (No moriré del todo). Cultivó la prosa en cuentos, a los que aportó una nueva forma, y en crónicas: el libro de relatos Cuentos Frágiles fue el único que publicó en vida.

 

LITERATURA HISPANOAMERICANA

 

CONTEXTO HISTÓRICO:

Literatura de los pueblos de México, Centroamérica, Sudamérica y el Caribe cuya lengua madre es el español.

En la Literatura Hispanoamericana tratamos con el habla de los países americanos donde sus residentes practican el idioma español. Tenemos dos países excepcionales: el Paraguay donde junto con el español se reconoce un idioma verdaderamente americano, el guaraní, como lengua oficial. El otro caso es los Estados Unidos de América. A pesar de ser el inglés la lengua oficial, residen en él más hablantes de la lengua española que en la mayoría de las otras naciones y también es donde muchos de los más notables escritores de América Hispana en algún momento de su vida han radicado.

La Literatura Hispanoamericana tiene sus comienzos con la llegada de las tres carabelas de Colón. Cierto que en el Nuevo Mundo existían civilizaciones con culturas propias bien definidas. Desafortunadamente la mayoría de éstas fueron erradicadas. Aunque algunas han logrado sobrevivir, con las que trataremos en la literatura americana. Y todas, de una forma u otra, han influenciado las literaturas de nuestra América Hispana.

Común entre estas literaturas hispanas en América son sus comienzos en las crónicas de los conquistadores y los catecismos de los evangelizadores. Avanzan a un período de transformación, afectado por la influencia española, donde la conciencia criolla se desarrolla en identidad nacional. Y de ahí en adelante es donde se ponen interesantes.

Volverán a ocurrir transformaciones, de reflexión cultural, pero cada una de ellas, con cierta influencia de sus vecinos, toma su propio camino. Se vuelven a consolidar en el Modernismo, para sólo después retornar de nuevo a sus rumbos ya trazados.

Las circunstancias y estímulos que contribuyeron al desarrollo de estas literaturas son tan variados como las tierras del Nuevo Mundo, y tan numerosos como su población.

Es habitual considerar que el momento de mayor auge de la literatura hispanoamericana surge con el denominado boom a partir de 1940 y que se corresponde con la denominada literatura del realismo mágico o real-maravillosa.

PERIODO:

Su historia, que comenzó durante el siglo XVI, en la época de los conquistadores, se puede dividir a grandes rasgos en cuatro periodos. Durante el periodo colonial fue un simple apéndice de las literaturas, pero con los movimientos de independencia que tuvieron lugar a comienzos del siglo XIX, entró en un segundo periodo dominado por temas patrióticos.

Sin embargo, durante la etapa de consolidación nacional que siguió al periodo anterior, experimentó un enorme auge, hasta que alcanzó su madurez a partir de la década de 1910, llegando a ocupar un significativo lugar dentro de la literatura universal. La producción literaria de los países latinoamericanos forma un conjunto armónico, a pesar de las diferencias y rasgos propios de cada país.

 PERIODO COLONIAL:

Las guerras y la cristianización del recién descubierto continente no crearon un clima propicio para el cultivo de la poesía lírica y la narrativa, por lo cual la literatura latinoamericana del siglo XVI sobresale principalmente por sus obras didácticas en prosa y por las crónicas. Especialmente destacadas en este terreno resultan la Verdadera historia de la conquista de la Nueva España (1632), escrita por el conquistador e historiador español Bernal Díaz del Castillo, lugarteniente del explorador también español Hernán Cortés, y la historia en dos partes de los incas de Perú y de la conquista española de este país, Comentarios reales (1609 y 1617), del historiador peruano Gracilazo de la Vega, el Inca. Las primeras obras teatrales escritas en Latinoamérica, como Representación del fin del mundo (1533), sirvieron como vehículo literario para la conversión de los nativos.

El espíritu del renacimiento español, así como un exacerbado fervor religioso, resulta evidente en los textos de comienzos del periodo colonial, en el que los más importantes difusores de la cultura eran los religiosos, entre los se encuentran el misionero e historiador dominico Bartolomé de Las Casas, que vivió en Santo Domingo y en otras colonias del Caribe; el autor teatral Hernán González de Eslava, que trabajó en México, y el poeta épico peruano Diego de Hojeda.

México (actualmente Ciudad de México) y Lima, las capitales de los virreinatos de Nueva España y Perú, respectivamente, se convirtieron en los centros de toda la actividad intelectual del siglo XVII, y la vida en ellas, una espléndida réplica de la de España, se impregnó de erudición, ceremonia y artificialidad. Los criollos superaron a menudo a los españoles en cuanto a la asimilación del estilo barroco predominante en Europa.

 Durante esta segunda época, surgieron nuevos centros literarios. Quito en Ecuador, Bogotá en Colombia y Caracas en Venezuela, en el norte del continente, y, más adelante, Buenos Aires, en el sur, comenzaron a superar a las antiguas capitales de los virreinatos como centros de cultura y creación y edición literarias. Los contactos con el mundo de habla no hispana se hicieron cada vez más frecuentes y el monopolio intelectual de España comenzó a decaer.

PERIODO DE INDEPENDENCIA:

El periodo de la lucha por la independencia ocasionó un denso flujo de escritos patrióticos, especialmente en el terreno de la poesía. La narrativa, censurada hasta el momento por la corona de España, comenzó a cultivarse y, en 1816, apareció la primera novela escrita en Latinoamérica Periquillo sarniento, del escritor y periodista mexicano José Joaquín Fernández de Lizardi. En ella, las aventuras de su protagonista enmarcan numerosas vistas panorámicas de la vida colonial, que contienen veladas críticas a la sociedad.

La literatura y la política estuvieron íntimamente relacionadas durante este periodo en que los escritores asumieron actitudes similares a las de los tribunos republicanos de la antigua Roma. Desde sus inicios dan claras muestras de su preocupación por destacar los aspectos costumbristas de la realidad así como de su interés por los problemas de la crítica social y moral. El poeta y cabecilla político ecuatoriano José Joaquín Olmedo alabó al líder revolucionario Simón Bolívar en su poema `Victoria de Junín’ (1825), mientras que el poeta, crítico y erudito venezolano Andrés Bello ensalzó la agricultura tropical en su poema Silva (1826), similar a la poesía bucólica del poeta clásico romano Virgilio. El poeta cubano José María Heredia se anticipó al romanticismo en poemas como Al Niágara (1824), escrito durante su exilio en los Estados Unidos. Hacia ese mismo año, en el sur, comenzó a surgir una poesía popular anónima, de naturaleza política, entre los gauchos de la región de La plata.

PERIODO DE CONSOLIDACIÓN:

Durante el periodo de consolidación que siguió al anterior, las nuevas repúblicas tendieron a dirigir su mirada hacia Francia aún más que hacia España, aunque con nuevos intereses regionalistas. Las formas neoclásicas del siglo XVIII dejaron paso al romanticismo, que dominó el panorama cultural de Latinoamérica durante casi medio siglo a partir de sus inicios en la década de 1830. Argentina entró en contacto con el romanticismo franco-europeo de la mano de Esteban Echeverría y, junto con México, se convirtió en el principal difusor del nuevo movimiento. Al mismo tiempo, la tradición realista hispana halló continuación a través de las obras llamadas costumbristas (que contenían retratos de las costumbres locales).La consolidación económica y política y las luchas de la época influyeron en la obra de numerosos escritores.

CONTEXTO POLÍTICO:

Los países de América Latina alcanzaron su independencia durante la primera mitad del s.XIX, excepto Cuba que la consiguió en 1898. A partir de entonces, la situación política, social y cultural de las naciones surgidas del desmoronamiento del Imperio español es distinta, aunque comparten algunas circunstancias:

  • atraso económico
  • Desigualdades sociales
  • Inestabilidad política: alternan períodos democráticos, dictaduras represivas y Legislaturas interrumpidas.

 Para luchar contra algunos dictadores se originaron una serie de movimientos

Revolucionarios que generaron oleadas de violencia.

Hay que añadir el indiscutible protagonismo de EEUU en la vida política de los países hispanoamericanos.

 CONTEXTO SOCIAL:

El rasgo social y cultural más destacado de los países hispanoamericanos es el Mestizaje. En el centro y sur del continente conviven varias razas:

  • amerindia: descendientes de los antiguos pobladores
  • blanca y negra: llegadas durante la colonización.
  • mulatos: mezcla de blancos y negros
  • zambos: mezcla de amerindios y negros
  • criollos: descendientes de padres europeos nacidos en antiguos territorios españoles de América.
  • La mayoría de la población es mestiza: mezcla de amerindios más blancos.

 La sociedad amerindia es la que padece una situación más prearía y posee escasas posibilidades de integración.

 CONTEXTO CULTURAL:

La cultura hispanoamericana se caracteriza por combinar tradición, modernidad, experimentación.

 En las obras se incluye:

  • elemento autóctono
  • nuevas tendencias estéticas

 CONTEXTO RELIGIOSO:

En cuanto a la religión, el eje central de actuación en este ámbito será la denuncia de la intolerancia católica de los españoles, recogida sobre todo en multitud de panfletos obra de protestantes flamencos y alemanes, y es en esta época, donde se pone de actualidad la cuestión de la expulsión de los judíos, fundamentalmente desde Holanda. La Inquisición, por su parte, se va a convertir en auténtica obsesión dentro de estas críticas, aun cuando el establecimiento de la inquisición española no se produjo fuera de la Península y de América, por ser éste territorio castellano, y no teniendo allende el océano jurisdicción sobre los indígenas. Acerca de estos temas religiosos encontramos obras capitales como el Libro de los mártires, del inglés John Foxe, en 1554, o el relato del francés Le Chailleaux sobre la expulsión de los hugonotes de La Florida, publicado por el famoso impresor flamenco Teodoro De Bry en 1591, quien añade a su publicación una novedad importantísima para conseguir el efecto pretendido de impactar al lector y causarle así la mayor impresión posible: el empleo de imágenes para ilustrar el texto. Esta obra formaba parte de la Colección de grandes y pequeños viajes sobre las Indias, editada por De Bry hasta su muerte en 1598 y continuada por sus hijos en Frankfurt entre 1590 y 1623, con un total de veintidós títulos, y todos ellos siguiendo un mismo diseño: escritos de denuncia, con manipulación de textos españoles y empleo masivo de imágenes. Junto con estos y otros libros, se observan cantidad de folletos anticatólicos y anti inquisitoriales, en gran parte debidos a sefardíes refugiados en Holanda e Inglaterra.

 PRINCIPALES AUTORES HISPANOAMERICANOS:

 INCA GARCILASO DE LA VEGA:

 (el Inca) (1539-1616), escritor y cronista peruano, uno de los mejores prosistas del renacimiento hispánico. Su visión del Imperio de los incas es fundamental en la historiografía colonial, y en ella brinda una imagen armoniosa, artísticamente idealizada y emocionalmente intensa del mundo precolombino y de los primeros años de la conquista.

Nació en Cuzco y era hijo natural pero noble por ambas ramas: su padre fue el conquistador español Sebastián Garcilaso de la Vega y Vargas, vinculado a ilustres familias, y su madre la ñusta (princesa) inca Isabel Chimpo Ocllo, perteneciente a la corte cuzqueña. Escuchó tradiciones y relatos de los tiempos del esplendor inca y asistió a las primeras acciones de la conquista del Perú y las guerras civiles entre los conquistadores; resumió esa visión del fin de una era y el comienzo de otra muy distinta en una frase famosa: “Trocósenos el reinar en vasallaje”.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACIÓN LITERARIA:

Escribe su obra enteramente en España, adonde viajó, en 1560, con el propósito de reclamar el derecho a su nombre (entre sus antepasados ilustres se encontraban el poeta Garcilaso de la Vega, Jorge Manrique y el marqués de Santillana), lo que consiguió, y a él agregó orgullosamente el apelativo Inca, por el que se le conoce. Se estableció en la localidad cordobesa de Montilla (1561), ciudad en la que gozó de la protección de sus parientes paternos, y luego en Córdoba (1589), donde se vinculó a los círculos de humanistas españoles y se dedicó al estudio y la investigación que le permitirían escribir sus crónicas. Se inició en la vida literaria en 1590, con la notable traducción de los Diálogos de amor de León Hebreo, a partir del original italiano. Su primera crónica,La Florida del Inca (1605), epopeya en prosa, nada tiene que ver con el Perú sino con la conquista de la península de ese nombre.

Su obra máxima son los Comentarios reales, cuya primera parte (1609) trata de la historia, cultura e instituciones sociales del Imperio inca; en tanto que la segunda, titulada Historia general del Perú (publicada póstumamente en 1617), se ocupa de la conquista de esas tierras y de las guerras civiles. La crónica ofrece una síntesis ejemplar de las dos principales culturas que configuran el Perú, integradas dentro de una concepción providencialista de los procesos históricos, que él presenta como una marcha desde los oscuros tiempos de barbarie al advenimiento de la gran cultura europea moderna. Se le considera y aprecia como excepcional y tardío representante de la prosa renacentista, caracterizada por la mesura y el equilibrio entre la expresión y los contenidos, así como por su sobria belleza formal.

JOSÉ JOAQUÍN FERNÁNDEZ DE LIZARDI:

(1776-1827), escritor autodidacta mexicano, primer novelista de México con El Periquillo Sarniento. Era conocido como El Pensador Mexicano, nombre del periódico que fundó cuando se instituyó la libertad de prensa en las Cortes de Cádiz.

Nacido en la ciudad de México, comenzó a escribir poesía satírica para ridiculizar a determinados personajes de la sociedad capitalina de la época. En 1812 fundó El Pensador Mexicano, en el que se manifestó como abogado ardiente de la libertad de imprenta. En su noveno número, su ataque al virrey Venegas provocó la revocación de este derecho y sus críticas le condujeron a la cárcel.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACIÓN LITERARIA:

Fernández de Lizardi es uno de los autores que está en las raíces del romanticismo hispanoamericano. Si el romanticismo se caracterizó por el ansia de libertad, el gusto por el pasado, lo legendario y lo exótico, la exaltación del yo y el sentimentalismo, en Hispanoamérica se acentuó además el sentimiento patriótico, la tendencia historicista y las actitudes humanitaristas de corte social.

Así, a las formas literarias de la poesía, el teatro, el ensayo y la leyenda se une la novela, que se afianzaría gracias a escritores como Lizardi, autor de la que se considera primera novela mexicana moderna, El Periquillo Sarniento (1816), de corte picaresco, aunque neoclásico, y de intención didáctica, que se publicaría por entregas.

Es un libro a la vez político y didáctico, cuyas grandes parrafadas moralizantes vuelven farragosa su lectura; es también una crítica a la anacrónica forma de educación de los hidalgos, que aún sobrevivía en los albores de la independencia.

JORGE ISAACS:

(1837-1895), escritor colombiano cuya fama se debe a un pequeño volumen de poemas, Poesías (1864), y a una sola novela, María (1867), que obtuvo un éxito inmediato y se convirtió en la novela más popular, imitada y leída de Latinoamérica sólo superada, según la crítica, por Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.

Isaacs descendía de una rica familia judía británica que se mudó desde Jamaica a una propiedad en el Valle del Cauca, cerca de Cali donde nació. Estudió en Bogotá y, en lugar de seguir la carrera de medicina, como había planeado, se enroló en el Ejército para combatir en la guerra del Cauca (1860-1863), un enfrentamiento civil que destruyó las propiedades de su familia y le privó de sus riquezas.

Reducido a la pobreza, Isaacs se trasladó a Bogotá con el fin de dedicarse a la literatura.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACIÓN LITERARIA:

Su primera colección de poemas obtuvo un gran éxito, al igual que María, novela lírico sentimental y su mejor obra, que cosechó un éxito espectacular. Antes de finalizar el siglo XIX, llevaba 50 ediciones.

La novela, un romance elegíaco, describe una idílica existencia en el valle del Cauca, y contiene pasajes ambientados en África en los que el autor idealiza el noble salvajismo y condena la esclavitud. La historia de los amores de María y su primo Efraín, a la que añade las de otras parejas de jóvenes, que pertenecen a clases sociales y etnias diferentes, se complementan entre sí. Al desarrollo amoroso de los protagonistas corre paralelo un ahondamiento progresivo de la realidad social. Se la puede considerar como novela realista romántica americana por antonomasia, aunque algunos la sitúan dentro del folletín. Además es la obra precursora de la novela regionalista de las décadas de 1920 y 1930.

Isaacs fue incapaz de repetir el éxito de esta su primera novela, a pesar de que continuó intentándolo. Sin embargo, se le denegó repetidamente la posibilidad de recuperar su fortuna familiar y en 1895 murió, en Ibagué, Tolima, en la pobreza.

BERNAL DÍAZ DEL CASTILLO:

 (Medina del Campo, 1496 – Guatemala, 1584) fue un conquistador español y cronista de Indias.

Díaz del Castillo falleció en Guatemala en 1584. Sus restos se encuentran sepultados en las criptas principales de la Catedral (hoy en ruinas) de la Ciudad de Antigua Guatemala (originalmente Santiago de los Caballeros de Guatemala).

Bernal Díaz del Castillo  en 1514, era un joven de más de veinte años de edad, de baja instrucción escolar y que no contaba con riqueza en su tierra natal.

Hombre dotado de una memoria extraordinaria, habría de recordar muchos años después todos esos episodios y decidió ponerlos por escrito. Ello ocurrió cuando se hallaba ya en Guatemala, en donde contrajo matrimonio en 1544 con Teresa Becerra, hija de quien había sido uno de los conquistadores y alcalde ordinario de Guatemala.

Hay indicios para afirmar que hacia 1557 había empezado a escribir su crónica sobre la conquista de México.

Díaz del Castillo fue testigo y actor de los principales sucesos de la caída de las grandes civilizaciones mesoamericanas, escapando milagrosamente de la muerte. El mismo dice: «…ningún capitán ni soldado pasó a esta Nueva España tres veces arreo, una tras otra, como yo; de manera que soy el más antiguo descubridor y conquistador que ha habido ni hay en la Nueva España…», por lo que parece la persona más autorizada para contar la epopeya del siglo XVI, toda vez que «De quinientos cincuenta soldados que pasamos con Cortés desde la isla de Cuba no somos vivos en toda la Nueva España de todos ellos, hasta este año de mil quinientos setenta y ocho, que estoy trasladando esta mi relación, sino cinco».

Bernal conversaba frecuentemente con sus compañeros de armas sobre el tema de la conquista de la Nueva España; ese continuo evocar los acontecimientos fue formándole algunas ideas que más tarde dieron lugar a un conjunto de narraciones. Recurre a sus recuerdos, reforzados por los de sus compañeros, y por eso su obra puede ser considerada como colectiva, lo que no la exime de elementos subjetivos.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACIÓN LITERARIA:

Su gran obra titulada Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España la comenzó a escribir con más de ochenta y cuatro años; tiene un importantísimo valor, ya que a través de ella podemos conocer múltiples acontecimientos que ocurrieron durante esa epopeya.se describe a la perfección el ambiente que rodeaba a cada una de las acciones emprendidas, desde los primeros contactos con los nativos hasta las grandes expediciones por Centroamérica, pasando por las épicas batallas en Tabasco y México Tenochtitlan y el gran viaje de Cortés a las Hibueras.

Revisando su obra una y otra vez, la dio al fin por concluida en 1575. La obra incluye un vívido, épico y movido relato de los principales acontecimientos de la Conquista, desde su comienzo hasta la caída de Tenochtitlán, y otros aconteceres que a ella siguieron.

Díaz del Castillo advierte que no sabe latín ni fue a la universidad, pero eso no era impedimento, porque: «Lo que yo vi y me hallé en ello peleando, como buen testigo de vista yo lo escribiré, con la ayuda de Dios, muy llanamente, sin torcer ni una parte ni otra…». Su obra, en efecto, está constituida por su propia experiencia personal, con el propósito de reivindicar el papel que en la conquista tuvieron las personas que como él ayudaron a personajes de mayor nota a conquistar una celebridad derivada más que nada de historiadores afectos a protagonismos singulares.

La Historia verdadera está escrita con una gran vivacidad y llaneza, y un gran aliento épico, de lo cual nace su mérito literario. El mismo lo indica: «Según nuestro hablar de Castilla la Vieja, y que en estos tiempos se tiene por más agradable, porque no van razones hermoseadas ni policía dorada, que suelen poner los que han escrito, sino todo a las buenas llanas, y que debajo de esta verdad se encierra todo bien hablar»

 

LITERATURA PREHISPANICA

CONTEXTO HISTORICO:

En América se desarrollaron distintas civilizaciones, que iban desde los pacíficos indígenas taínos que encontró Colón en las Antillas, hasta los semisalvajes caribes, estas civilizaciones se desarrollaron antes del descubrimiento, tenían unas costumbres básicas, y técnicas no muy desarrolladas, y desde mediados de primer milenio d. C., los Mayas habían construido ciudades en una gran parte de Centroamérica lo que hoy se conoce como Guatemala, Honduras, El Salvador, y otras regiones de México. De este pueblo mejicano, se desprende algo de la cultura que formaban las grandes civilizaciones, pues el culto al sol, que esta asociado con una forma de religión primitiva, que exigía para su subsistencia, la sangre derramada en la guerra y en los sacrificios humanos. Y la serpiente emplumada que predica la confraternidad y enseña a la humanidad las distintas formas de trabajo (agricultura, artesanías, etc.). 

CONTEXTO CULTURAL:

En América, en la época prehispánica, no existía una sola cultura sino que por el contrario existieron varias culturas valiosas y bastantes desarrolladas; muchas de estas eran muy parecidas al neolítico europeo, incluso las más adelantadas se podrían comparar con la edad de bronce. Los pueblos Prehispánicos o Precolombinos son todos aquellos que habitaban en el continente antes de la llegada de los colonizadores españoles. Algunas de las culturas para ese momento aun eran muy primitivas, pero otras estaban bastante desarrolladas y eran muy civilizadas como era el caso de los mayas, los Incas y los aztecas. Estas culturas no conocían el hierro, pero en cambio eran tan desarrolladas en las artes que pueden ser comparados con Egipto, Persia, Asiria, Caldea, India; Japón y China.

CONTEXTO POLITICO:

La forma de organización política era la propia de las ciudades-estado. La ciudad era la capital de un territorio bastante amplio que comprendía una serie de ciudades menores, aldeas y lugares de ocupación organizados y sistematizados. La capital varió a lo largo de la civilización maya (Tikal, Palenque…). En ella vivía el rey, el panteón real y el gobierno. El urbanismo también es un factor destacable en la cultura maya. En el centro de las ciudades y pueblos se situaban el “centro ceremonial” (los templos y demás edificios de tipo religioso) en torno al cual se disponía la zona residencial de la elite, es decir, las viviendas de los señores, sacerdotes y la gente pudiente. Así se iban situando los más ricos y estimados en las zonas más centrales y la gente más baja en la periferia de la ciudad.

CONTEXTO SOCIAL:

Estaba constituida, en primer lugar, por el cacique y los nitaynos (ancianos y guerreros); en segundo lugar, por los bohíques (sacerdotes), y en tercer lugar por los naborías (trabajadores carentes de derechos), que estaban sujetos a obligaciones de servicio y llevaban a cabo las tareas más pesadas. Bajo el dominio de los españoles, los servicios de los naborías eran transferidos a los encomenderos. Los taínos eran exógamos, ya que se casaban con personas que no fueran sus parientes, y celebraran areitos o bailes de carácter ritual en los que dramatizaban su mitología y tradición oral.

Es reseñable también el hecho de que el Estado en el que se organizan de forma general las sociedades prehispánicas es comunitario, es decir, no existe la propiedadprivada, todo es de todos, la carne y las cosechas se reparten desde la elite social, la casta sacerdotal.

CONTEXTO RELIGIOSO:

La religión fue uno de los elementos más importantes en la vida de las culturas de Mesoamérica, quienes creían que entes superiores gobernaban el universo. Cada civilización tenía sus propios dioses, sus costumbres y su mitología. La cosmogonía azteca, por ejemplo, planteaba la teoría de los cinco soles y la necesidad de sacrificar a los seres humanos en rituales de adoración a sus deidades. Los mayas, por otra parte, relataban en el Popol Vuh la historia de Hunahpú e Ixbalanqué, héroes que dieron origen al Sol y a la Luna.
La religión politeísta de los pobladores prehispánicos provocó la enorme valoración de la guerra como un medio para satisfacer las exigencias de prisioneros para el sacrificio ritual. En base a ello se calificaba una guerra.
La gran mayoría de las zonas arqueológicas fueron concebidas como centros ceremoniales, a fin de que las grandes masas pudieran congregarse durante los ritos de adoración.

CONTEXTO ARTISTICO:

El arte prehispánico se dividen en tres períodos cuya cronología aproximada es la que sigue: Período Preclásico, desde 2500 a. C. hasta el año 200 d.C.; Periodo Clásico, del 200 d. C. al 800 d.C.; y Período Posclásico, del 800 hasta la conquista española 1521 aproximadamente.

PERIODO PRECLASICO:

El preclásico produjo principalmente cerámica no ornamentada, pero también las creaciones de la cultura olmeca, muy evolucionada, que floreció poco más o menos entre 1200 a. C. y 600 a.C.. Muy famosas son sus figurillas de jade y sus ciclópeas cabezas de piedra, sobrecogedoras por su enigmático simbolismo, que miden a veces más de 2,00 metros de altura. Están ejecutadas con un acusado sentido naturalista: los labios abultados y la expresión ceñuda les confieren una tensión inquietante.

PERIODO CLASICO:

Durante el período clásico se consolidan las comunidades agrarias de carácter teocrático asentadas en metrópolis sagradas, distintas según la zona, pero con una serie de rasgos comunes: escritura jeroglífica, amplio conocimiento de la astronomía y macizos templos de base piramidal, así como un enigmático juego de pelota de significado ritual y una iconografía equiparable de divinidades, algunas de ellas despiadadas y crueles. En el período clásico las artes, y sobre todo el urbanismo y la arquitectura, gozaron de gran esplendor.

PERIODO POSCLASICO:

Su arte escultórico es brutal y a menudo de lúcida e inquietante expresividad. Los toltecas esculpieron en piedra estatuas exentas de gran tamaño, como los atlantes de Tula, cuya expresión cruel, abstracción y gigantismo han causado hondo impacto en los escultores modernos. Los mixtecos ejecutaron pinturas al fresco y, muy en especial, ilustraron códices con figuras de coloración plana envueltas en un tupido entramado de motivos geométricos. También trabajaban con gran maestría las piedras finas, las plumas, la cerámica y el oro.

ASPECTOS RELEVANTES DE LOS AUTORES:

NETZAHUALCÓYOTL:

Hace 600 años nació Nezahualcóyotl (1402-1472), o “Coyote hambriento”. Fue hijo del rey Ixtlixóchitl y la princesa Matlalcihuatzin, hija del segundo señor de Tenochtitlan. Guerrero, constructor, legislador, pintor, filósofo y poeta, su biografía nace con el asesinato de su padre -cuando él contaba 16 años- y cuyos avatares: exilio, retorno, conjuras, alianzas y batallas tuvieron por finalidad el engrandecimiento de su reino. Según Fernando de Alva Ixtlixóchitl, su nieto, mató por su mano a 12 reyes, participó en 30 batallas, sujetó a 44 reinos, nombró generales a 43 de sus hijos y al 44 lo mató por belicoso y soberbio. Reunió a todos los sabios y filósofos de su tiempo y alcanzó a saber que había un solo Dios verdadero, al que llamó “Tloque Nahuaque”. Castigó los delitos con rigor pero fue misericordioso y agradecido.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACION LITERARIA:

De Nezahualcóyotl  se conservan: unos treinta y seis en total, y es también el único cuya obra cubre la totalidad de los temas náhuatl: indagaciones sobre la naturaleza y la función de la poesía, cantos a las flores y la primavera, meditaciones sobre las relaciones del hombre con la divinidad, lamentos sobre la fugacidad de la vida y los placeres, pensamientos sobre el otro mundo, elogios a guerreros y príncipes, etc. No hay, sin embargo, un solo canto a la vida erótica o al amor, ni rasgos de humor o gracia, quizás porque los tiempos que le tocó vivir no los requirieron o porque fueron considerados inadecuados a las circunstancias.

TEMILOTZIN DE TLATELOLCO:

Nació a finales del siglo XV en Tlatelolco y murió en el año de 1525.
Capitán famoso, contemporáneo de Cuauhtémoc. Tuvo a cargo el gobierno de Tzilacatlan.
Participó en las guerras de la conquista y tras la caída de Tenochtitlán fue hecho prisionero por Cortés. Según los Anales de Tlatelolco, después de la muerte de Cuauhtémoc, Temilotzin desapareció en forma misteriosa.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACION LITERARIA:

A Temilotzin se le conoce como el cantor de la amistad, ya que se conserva un poema en donde habla acerca de la hermandad, la comunidad y la entrega del propio corazón.

CACAMATZIN DE TEZTCOCO:

Hijo de Nezahualpilli, nació en 1495. Paso su vida en un ambiente en donde florecían las artes, la gloria del poder y también la traición y la muerte.
Por orden de Moctecuhzoma recibió la encomienda de salir al encuentro de Hernán Cortés y sus hombres.
Poco más tarde, fue hecho prisionero por Cortés junto con Moctecuhzoma. Se dice que fue sometido a tormento para que hiciera entrega del oro y demás tesoros.
Fue asesinado poco antes de que los españoles tuvieran que salir de Tenochtitlán.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACION LITERARIA:

Los cantos de Cacamatzin presumen honda reflexión con un sentido de asombro ante los misterios que circundaban al hombre en la tierra.

AXAYÁCATL:

Soberano azteca (1469-1479) de Tenochtitlán. Sucesorde Moctezuma I. Amplió sus dominios con la conquista de Oaxaca, Tehuantepec y Tlatelolco. Durante su reinado se construyó el templo de Coahuatlán. A él correspondió acrecentar la riqueza grandeza y el poderío del pueblo del sol y entre otras cosas logró la subordinación completa del pueblo de Tlatelolco. Fue derrotado por los tarascos.

ELEMENTOS QUE COMPONEN SU CREACION LITERARIA:

Se conservan dos de sus cantos. En uno de ellos, evoca a los gobernantes que le precedieron su pensamiento profundo está en consonancia con las ideas religiosas del pueblo del sol. En otro, canto de los ancianos la atención se concentra en el tema de la guerra.

 

 

PUNTO Nº2.

 

DIFERENCIAS ENTRE CADA UNA DE LAS EPOCAS DE LA LITERATURA EN LA HISTORIA.

 

Los inicios de la Literatura Grecorromana se ven drásticamente marcados por la necesidad del hombre de aquella época por dar respuesta o tratar de encontrar respuestas a hechos inexplicables de la naturaleza y el universo; de allí que en su afán de plasmar en la realidad sus creencias y costumbres hallan empleado los mitos y las leyendas como herramienta para satisfacer la necesidad que sentían de entender el por qué de cada cosa que los rodeaba. Por tanto la creación y difusión de dicha literatura se hizo de manera oral, principalmente  utilizando canciones que hablaban de las guerras, las cosechas y los ritos funerarios.

Entre sus características principales se encuentran que la mayoría de sus obras fueron escritas en Poesía Épica, que como enla Iliada, cuentan los mitos de las grandes gestas de los antiguos héroes, violentos y aventureros, “los mejores de los humanos” semejantes a dioses, destinados al combate y la muerte. Unos hombres superiores de los que se guardará un recuerdo imborrable durante siglos gracias a sus brillantes hechos y a su fama inmortal.

Los  poemas mezclan elementos arqueológicos (históricos, sociales,…) de épocas diferentes, tanto antiguos como modernos.

Se basan en el contraste de personalidades, pasiones y acciones de los protagonistas, contrastando la humanidad y la crudeza.

Describen solemne y sencillamente el mundo heroico de tiempos antiguos, sin intención de precisión histórica.

La literatura Grecorromana se desarrolló como expresión nacional con escasas influencias exteriores hasta el periodo helenístico y tuvo un efecto formativo en toda la literatura europea posterior. De allí que es fundamental establecerla como la base cultural y social de las civilizaciones actuales y necesario aclarar que para hablar de una diferencia entre la escuela Literaria posterior, “la Medieval”, es meramente continuidad, colección y tradición a partir de lo clásico.

Cabe resaltar que el hombre en busca de esa continuidad y deseo de experimentación y exploración llega a incógnitas de temas mucho más específicos de la persona como es la muerte, la fama, la fugacidad de la vida terrenal, los temas religiosos y a partir de esto empieza a tejerse una literatura del medioevo, cuyas características predominantes estuvieron marcadas por la influencia de la iglesia católica, concentrándose básicamente esta literatura en escritos religiosos tales como: himnos litúrgicos y paraliturgicos, biografías de santos etc. En cuanto al estilo literario se puede decir que se dedicaron básicamente al embellecimiento de obras anteriores más que a crear nuevas y estaban en constante sometimiento a la herencia clásica. También se afirman las distintas especies de los géneros literarios tradicionales y se perfilan dos grandes campos estilísticos: el popular y el culto.

La literatura popular se caracteriza por el empleo de las formas nacientes de las lenguas romances, el verso irregular, los temas cotidianos y la fe religiosa del hombre común. Pertenecen a la literatura popular: la poesía juglaresca, los romances viejos, los cantos amatorios y religiosos y las representaciones pastoriles.

La literatura culta está escrita en latín y en lengua romance. Pertenecen a ella: la poesía eclesiástica, los himnos religiosos, las vidas de santos, algunos textos jurídicos, historiográficos, y principalmente filosóficos.

Predomina el geocentrismo: Dios es el centro de todas las cosas. En todas las obras está presente la espiritualidad y la religión.

La prosa se mantiene en un nivel culto.

Como vemos, las principales diferencias se centran en los temas de interés a tratar y los diversos movimientos o fuerzas que impulsan a estas escuelas, pero no sin dejar de conservar lo que ya se había construido en la rama literaria clásica, consolidando el deseo de progreso en el área.

El paso al modernismo, renacimiento y el despertar de un nuevo mundo si rompe con la estética vigente. El modernismo es un movimiento artístico que se desarrollo durante el final del siglo xlx y el primer cuarto del siglo xx. Fue el primer movimiento artístico y literario de habla española nació en nuestro continente, su influencia alcanzo no solo a los escritores y artistas de estas  tierras, sino también  a los de España.

A partir del modernismo, nuestro continente comienza a tomar iniciativa artística  e intelectual y a expresar con voz propia  en el acontecer cultural del mundo. Se caracteriza por los valores de originalidad y la ruptura más que por los de la tradición y la continuidad. Su principal enfoque fue en el ámbito de la poesía, que se caracterizó por una ambigua rebeldía creativa, un refinamiento narcisista y aristocrático, el culturalismo cosmopolita y una profunda renovación estética del lenguaje y la métrica.

La búsqueda de la belleza se consigue a través de imágenes muy plásticas y acercamiento a las artes, de una adjetivación con predominio del color y con imágenes relacionadas a todos los sentidos, así como con la musicalidad que produce el abuso de la aliteración, los ritmos marcados y la utilización de la sinestesia (influencias del simbolismo).

El uso de la mitología y el sensualismo. Una renovación léxica con el uso de helenismos, cultismos y galicismos, que no buscaba tanto la precisión como el prestigio o la rareza del vocablo.

Lo anterior deja al descubierto la renovación profunda que sufrió la literatura con el modernismo y nos traslada inmediatamente a establecer muchas de las diferencias entre la época anterior y la actual. Pues la literatura moderna inventa, recrea e incluye muchas herramientas estilísticas en sus escritos y temas que no se habían tratado anteriormente.

Posterior a la época Moderna se inicia La literatura hispanoamericana que se concentra en la literatura producida en lengua española.

Su historia comenzó durante el siglo XVl, en la época de las crónicas de los conquistadores y los catecismos de los evangelizadores.

El momento de mayor auge de la literatura hispanoamericana surge con el denominado boom a partir de 1940 y que se corresponde con la denominada literatura del realismo mágico o real-maravilloso.

La unidad de las letras hispanoamericanas viene dictada por la comunidad del idioma, por el hecho radical de compartir el español como lengua común.

Posee una diversidad y esta es una de las consecuencias históricas de la formación de las nacionalidades en América.

 Esta época se caracterizo por el ansia de libertad, el gusto por el pasado, lo legendario y lo exótico, la exaltación de yo y el sentimiento, la tendencia historicista y las actitudes humanitaristas de corte social.

Las diferencias notables entre los distintos  periodos de la literatura siempre van a ser: el tiempo en el cual se desarrollo, la ubicación geográfica en la que transcurrió, el idioma utilizado o que caracteriza dicho periodo, las influencias que tuvo y la manera como surgió, por tanto no es relevante hablar a profundidad de ello, pues se sabe que todas tienen estos puntos de diferencia en común.

 

 PUNTO Nº3.

LITERATURA GRECO-ROMANA

 

 FRAGMENTO DE LA ILÍADA DE HOMERO.

 Iris, por otro lado, a Helena

De blancos brazos, llegó mensajera,

A una de sus cuñadas parecida,

La que Helicón, el hijo de Antenor,

Tenía por esposa, Laodica,

Por su semblante la más distinguida

De las hijas que Príamo tenía.

Hallóla en su palacio, donde ella

Un gran lienzo de púrpura tejía,

Un doble manto en el que bordaba

Numerosos trabajos de troyanos,

Domadores de potros, y de aqueos

De broncíneas corazas pertrechados,

Los que por causa de ella iban sufriendo

Bajo las palmas de las manos de Ares.

Y plantándose cerca,

díjole Iris, la de pies ligeros:

«Ven aquí, mi querida jovencita,

Para que hazañas veas portentosas,

De troyanos, de potros domadores,

Y de aqueos de broncíneas cotas,

Que antes iban unos contra los otros

Por la llanura conduciendo a Ares,

De lágrimas cuantiosas responsable,

La malhadada guerra anhelando;

Ahora ya en silencio se están quietos,

Pues la guerra ha cesado,

En sus propios escudos reclinados,

Y en la tierra hincada junto a ellos

Están sus largas picas.

Mas luego, sin embargo, Alejandro

Y Menelao, caro a Ares,

Empuñando largas picas, por ti habrán de batirse,

Y de aquel que consiga la victoria

Vas a ser tú llamada cara esposa.»

Así dijo la diosa

Y en su pecho infundió dulce deseo

De su primer esposo,

Su ciudad y sus padres;

Y tocada de finos velos blancos,

Al punto se salía de la estancia

Deprisa, tierna lágrima virtiendo

No sola, que con ella también iban

Dos servidoras, Etra

La hija de Piteo,

Y Clímena, la de ojos de novilla.

Y prontamente luego

Se iban acercando

A donde estaban las puertas Esceas.

Y a ambos lados de Príamo, Pántoo,

Timetes, Lampo, Clitio e Icetaon

El compañeroo de Ares,

Ucalegon y Anténor,

Muy discretos entrambos,

Sentados se encontraban

Los ancianos del pueblo todos ellos,

De las puertas Esceas por encima,

Por vejez de la guerra retirados,

Más bravos oradores semejantes

A las cigarras que en medio del bosque,

En un árbol posadas,

Emiten una voz que es como un lirio;

Tales los jefes eran, justamente,

De los troyanos, que estaban sentados

En la torre adosada a la muralla.

Y éstos, pues, cuando vieron

a Helena encaminándose a la torre,

hablábanse los unos a los otros,

Con aladas palabras, quedamente:

«Cosa no es que indignación suscite

que vengan padeciendo tanto tiempo

dolores los troyanos

y los aqueos de grebas hermosas

por mujer cual es ésa

pues que tremendamente se parece,

al mirarla de frente,

a diosas inmortales;

pero aun así y siendo tal cual digo,

en las naves se vuelva y no se quede

para mal nuestro y de nuestros hijos

en el tiempo futuro.»

Así decían ellos, justamente;

mas Príamo en voz alta llamó a Helena:

«Ven aquí, amada hija

y de mí por delante toma asiento,

para que a tu primer marido veas

y a sus parientes y a sus amigos;

(no eres tú para mí en nada culpable,

pues para mí culpables son los dioses,

que esta guerra de aqueos lacrimosa

contra mí han impulsado);

dime, asimismo, el nombre

de este varón enorme, de este aqueo,

quién es este guerrero noble y alto.

En verdad otros hay aún más altos

que le aventajan en una cabeza,

pero varón tan bello yo hasta ahora

jamás he contemplado con mis ojos,

ni tan majestuoso,

pues a un rey se parece.»

Y a él Helena, divina entre mujeres,

con palabras, así le respondía:

«Me inspiras reverencia, suegro amado,

y, al mismo tiempo, espanto.

¡Ojalá la cruel muerte

me hubiera sido grata

cuando hasta aquí seguía yo a tu hijo,

habiendo abandonado

mi habitación nupcial y a mis parientes

y a mi hija querida tiernamente

y al amable grupo

de las amigas de mi misma edad!

Pero eso exactamente

no fue lo que ocurrió,

por lo cual yo ahora

me consumo llorando.

Pero eso he de decirte

por lo que me preguntas y que inquieres:

Ese es el Atrida

Agamenón de dilatado imperio,

rey noble al mismo tiempo

que esforzado lancero;

en otro tiempo él era mi cuñado

(de mí, ¡cara de perra!),

si es que otro tiempo hubo en que lo era.»

CARACTERISTICAS GENERALES DEL FRAGMENTO:

  • Las situaciones que narra centran los hechos en personajes excepcionales, mujeres extraordinariamente  hermosas y hombres fuertes y guerreros.
  •  Se mencionan constantes guerras, y hombres que se disputan el amor de una dama altamente reverenciada en la sociedad.
  • Semejanza de la mujer con una diosa.
  • Se habitan edificaciones reconocidas como palacios protegidos por murallas y torres.

SITUACIÓN HISTORICA-SOCIAL QUE REFLEJA:

Se distingue una relación estrecha de sucesos enmarcados en épocas antiguas que exponen la conquista de reinos, tierras y tesoros por la fuerza por medio de la guerra. Se remonta ideológicamente a la época de reyes y principados que gobernaban ejerciendo el poder a través de los nobles y caballeros puestos a su servicio. – Se identifica la idea de un contexto social de alcurnia por cuanto la conquista para la riqueza esta dada en sus líneas-.

Se refleja el respeto profundo por el amo absoluto, sea rey o reina y se considera a la mujer como un ser tan valioso que ha de conseguirse valiéndose de arduos sacrificios como la lucha que cesa la extrema fuerza física del hombre que en ocasiones también debe enfrentarse con la grandeza y voluntad de los dioses, viéndose estos como actores cotidianos en la historia narrada que ayudan o dificultan la consecución del objetivo que el hombre se haya propuesto.

SENTIMIENTOS DEL FRAGMENTO:

Se encuentran entremezclados varios sentimientos: el amor allí sobresale y el deseo de sacrificarse incluso hasta la muerte por el bien amado.

 IDEA PRINCIPAL: Puede representarse con un grafico así:

VALORACIÓN GENERAL:

Es un texto de alta riqueza descriptiva pues dibuja con las palabras, da a conocer realidades del sentir del hombre de la época, juega con el orden de las palabras anteponiendo adjetivos, sustantivos y verbos o posponiéndolos para crear un estilo rítmico poético siendo a su vez del género épico narrativo. – Es una epopeya porque los personajes son seres que realizan hazañas y proezas, es decir: Acciones difíciles de realizar por un hombre se características normales.

  

 LITERATURA MEDIEVAL

 

 Belleza de Laura de Francesco Petrarca
(Traducción de Clemente Althaus)

Volaba la dorada cabellera
 a Laura que en mil nudos la envolvía,
 y de los ojos el fulgor ardía,
 como el sol en mitad de su carrera.
 
 De su piedad, o falsa o verdadera,
 en el color de su rostro se teñía:
 yo que al amor dispuesto me sentía,
 ¿qué mucho fue que de improviso ardiera?
 
 No era su leve andar humana cosa,
 sino de forma angélica y volante;
 no mortal parecía, sino diosa:
 
 y al mirarla así sola semejante
 por lo bella, modesta y pudorosa,
 yo ser juraba su inmortal amante.

CARACTERISTICAS GENERALES DEL FRAGMENTO:

  • Es un texto elaborado en versos endecasílabos (11 silabas).
  • Se debe recordar que la edad media era considerada literatura de más valor la elaborada en verso.
  • A su vez estos versos están organizados en estrofas y poseen las características de la poesía: Una distribución grafica o disposición grafica (versos y estrofas).
  • Rima consonante (consonante y dos vocales finales).
  • Métrica, igualdad de silabas.
  • Cambio en el orden de las palabras que enriquecen el texto en su forma expresiva un ejemplo es el siguiente hipérbaton: ….”Yo ser juraba su inmortal amante”. Normalmente es: Yo juraba ser su amante inmortal.

SITUACION HISTORICA-SOCIAL QUE REFLEJA:

Al reconocer a Francesco Petrrarca como autor de este poema y recordar características de la edad media, se puede referenciar que se trata de un hombre letrado. Recordemos que en este entonces el vulgo o pueblo carecía del conocimiento de las letras o alfabeto y que la divulgación de las obras se daba a través de la tradición oral. A demás el don de la escritura, las artes y las letras estaba supeditado a un rango social alto.

Es un periodo comprendido entre los siglos V al XV.

SENTIMIENTOS DEL FRAGMENTO E IDEA PRINCIPAL:

Se expone la situación de un hombre enloquecido por la sin igual belleza de una joven de la que se sintió fuertemente atraído y por quien de repente se despertó de modo inexplicable el sentimiento del amor.

VALORACIÓN GENERAL:

  • Es un texto literario de gran riqueza poética. Realza la belleza de la mujer y aunque de condición humana le atribuye características angelicales de la diosa, por su hermosura y por los sentimientos que puede generar en quien la observa.
  • Se ve utilizado un lenguaje sencillo pero distribuido en modo tal que puede interesar a un lector que ame los poemas, el género lírico caracterizado por la expresión de los sentimientos de determinado autor por algo o alguien.

 

LITERATURA MODERNA:

 

FRAGMENTO DEL LIBRO AZUL DE RUBEN DARIO:

 El rey burgués de Rubén Darío – Cuento alegre
¡Amigo! El cielo está opaco, el aire frío, el día triste. Un cuento alegre… así como para distraer las brumosas y grises melancolías, helo aquí:
Había en una ciudad inmensa y brillante un rey muy poderoso, que tenía trajes caprichosos y ricos, esclavas desnudas, blancas y negras, caballos de largas crines, armas flamantísimas, galgos rápidos, y monteros con cuernos de bronce que llenaban el viento con sus fanfarrias. ¿Era un rey poeta? No, amigo mío: era el Rey Burgués.
Era muy aficionado a las artes el soberano, y favorecía con gran largueza a sus músicos, a sus hacedores de ditirambos, pintores, escultores, boticarios, barberos y maestros de esgrima. Cuando iba a la floresta, junto al corzo o jabalí herido y sangriento, hacía improvisar a sus profesores de retórica canciones alusivas; los criados llenaban las copas del vino de oro que hierve, y las mujeres batían palmas con movimientos rítmicos y gallardos. Era un rey sol, en su Babilonia llena de músicas, de carcajadas y de ruido de festín. Cuando se hastiaba de la ciudad bullente, iba de caza atronando el bosque con sus tropeles; y hacía salir de sus nidos a las aves asustadas, y el vocerío repercutía en lo más escondido de las cavernas. Los perros de patas elásticas iban rompiendo la maleza en la carrera, y los cazadores, inclinados sobre el pescuezo de los caballos, hacían ondear los mantos purpúreos y llevaban las caras encendidas y las cabelleras al viento.
El rey tenía un palacio soberbio donde había acumulado riquezas y objetos de arte maravillosos. Llegaba a él por entre grupos de lilas y extensos estanques, siendo saludado por los cisnes de cuellos blancos, antes que por los lacayos estirados. Buen gusto. Subía por una escalera llena de columnas de alabastro y de esmaragdina, que tenía a los lados leones de mármol como los de los tronos salomónicos. Refinamiento. A más de los cisnes, tenía una vasta pajarera, como amante de la armonía del arrullo, del trino; y cerca de ella iba a ensanchar su espíritu, leyendo novelas de M. Ohnet, o bellos libros sobre cuestiones gramaticales, o críticas hermosillescas. Eso sí: defensor acérrimo de la corrección académica en letras, y del modo lamido en arte; alma sublime amante de la lija y de la ortografía.
¡Japonerías! ¡Chinerías! Por moda y nada más. Bien podía darse el placer de un salón digno del gusto de un Goncourt y de los millones de un Creso: quimeras de bronce con las fauces abiertas y las colas enroscadas, en grupos fantásticos y maravillosos; lacas de Kioto con incrustaciones de hojas y ramas de una flora monstruosa, y animales de una fauna desconocida; mariposas de raros abanicos junto a las paredes; peces y gallos de colores; máscaras de gestos infernales y con ojos como si fuesen vivos; partesanas de hojas antiquísimas y empuñaduras con dragones devorando flores de loto; y en conchas de huevo, túnicas de seda amarilla, como tejidas con hilos de araña, sembradas de garzas rojas y de verdes matas de arroz; y tibores, porcelanas de muchos siglos, de aquellas en que hay guerreros tártaros con una piel que les cubre hasta los riñones, y que llevan arcos estirados y manojos de flechas.
Por lo demás, había el salón griego, lleno de mármoles: diosas, musas, ninfas y sátiros; el salón de los tiempos galantes, con cuadros del gran Watteau y de Chardin; dos, tres, cuatro, ¿cuántos salones?
Y Mecenas se paseaba por todos, con la cara inundada de cierta majestad, el vientre feliz y la corona en la cabeza, como un rey de naipe.
Un día le llevaron una rara especie de hombre ante su trono, donde se hallaba rodeado de cortesanos, de retóricos y de maestros de equitación y de baile.
-¿Qué es eso?- preguntó.
-Señor, es un poeta.
El rey tenía cisnes en el estanque, canarios, gorriones, senzontes en la pajarera: un poeta era algo nuevo y extraño.
-Dejadle aquí.
Y el poeta: -Señor, no he comido.
Y el rey:
-Habla y comerás.
Comenzó:
-Señor, ha tiempo que yo canto el verbo del porvenir. He tendido mis alas al huracán; he nacido en el tiempo de la aurora; busco la raza escogida que debe esperar con el himno en la boca y la lira en la mano la salida del gran sol. He abandonado la inspiración de la ciudad malsana, la alcoba llena de perfumes, la musa de carne que llena el alma de pequeñez y el rostro de polvos de arroz. He roto el arpa adulona de las cuerdas débiles; contra las copas de Bohemia y las jarras donde espumea el vino que embriaga sin dar fortaleza; he arrojado el manto que me hacía parecer histrión, o mujer, y he vestido de modo salvaje y espléndido: mi harapo es de púrpura. He ido a la selva, donde he quedado vigoroso y ahíto de leche fecunda y licor de nueva vida; y en la ribera del mar áspero, sacudiendo la cabeza bajo la fuerte y negra tempestad, como un ángel soberbio, o como un semidiós olímpico, he ensayado el yamdo dando al olvido el madrigal.
“He acariciado a la gran naturaleza, y he buscado al calor del ideal, el verso que está en el astro en el fondo del cielo, y el que está en la perla en lo profundo del océano. ¡He querido ser pujante! Porque viene el tiempo de las grandes revoluciones, con un Mesías todo luz, todo agitación y potencia, y es preciso recibir su espíritu con el poema que sea arco triunfal, de estrofas de acero, de estrofas de oro, de estrofas de amor.”
“Señor, el arte no está en los fríos envoltorios de mármol, ni en los cuadros lamidos, ni en el excelente señor Ohnet. ¡Señor! El arte no viste pantalones, ni habla en burgués, ni pone los puntos en todas las íes. Él es augusto, tiene mantos de oro o de llamas, o anda desnuda, y amasa la greda con fiebre, y pinta con luz, y es opulento, y da golpes de ala como las águilas, o zarpazos como los leones. Señor, entre un Apolo y un ganso, preferid el Apolo, aunque el uno sea de tierra cocida y el otro de marfil.”
“¡Oh, la Poesía!”
“¡Y bien! Los ritmos se prostituyen, se cantan los lunares de las mujeres, y se fabrican jarabes poéticos. Además, señor, el zapatero critica mis endecasílabos, y el señor profesor de farmacia pone puntos y comas a mi inspiración. Señor, ¡y vos lo autorizáis todo esto!… El ideal, el ideal…”
El rey interrumpió:
-Ya habéis oído. ¿Qué hacer?
Y un filósofo al uso:
-Si lo permitís, señor, puede ganarse la comida con una caja de música; podemos colocarle en el jardín, cerca de los cisnes, para cuando os paseéis.
-Sí- dijo el rey, y dirigiéndose al poeta: -Daréis vueltas a un manubrio. Cerraréis la boca. Haréis sonar una caja de música que toca valses, cuadrillas y galopas, como no prefiráis moriros de hambre. Pieza de música por pedazo de pan. Nada de jerigonzas, ni de ideales. Id.
Y desde aquel día pudo verse a la orilla del estanque de los cisnes, al poeta hambriento que daba vueltas al manubrio: tiririrín, tiririrín… ¡avergonzado a las miradas del gran sol! ¿Pasaba el rey por las cercanías? ¡Tiririrín, tiririrín!… ¿Había que llenar el estómago? ¡Tiririrín! Todo entre la burla de los pájaros libres, que llegaban a beber rocío en las lilas floridas; entre el zumbido de las abejas, que le picaban el rostro y le llenaban los ojos de lágrimas; ¡tiririrín!… ¡lágrimas amargas que rodaban por sus mejillas y que caían a la tierra negra!
Y llegó el invierno, y el pobre sintió frío en el cuerpo y en el alma. Y su cerebro estaba como petrificado, y los grandes himnos estaban en el olvido, y el poeta de la montaña coronada de águilas, no era sino un pobre diablo que daba vueltas al manubrio, tiririrín.
Y cuando cayó la nieve se olvidaron de él, el rey y sus vasallos; a los pájaros se les abrigó, y a él se le dejó al aire glacial que le mordía las carnes y le azotaba el rostro, tiriririn!
Y una noche en que caía de lo alto la lluvia blanca de plumillas cristalizadas, en el palacio había festín, y la luz de las arañas reía alegre sobre los mármoles, sobre el oro y sobre las túnicas de los mandarines de las viejas porcelanas. Y se aplaudían hasta la locura los brindis del señor profesor de retórica, cuajados de dáctilos, de anapestos y de piriquios, mientras en las copas cristalinas hervía el champaña con su burbujeo luminoso y fugaz. ¡Noche de invierno, noche de fiesta! Y el infeliz cubierto de nieve, cerca del estanque, daba vueltas al manubrio para calentarse ¡tirirín, tirirín! Tembloroso y aterido, insultado por el cierzo, bajo la blancura implacable y helada, en la noche sombría, haciendo resonar entre los árboles sin hojas la música loca de las galopas y cuadrillas; y se quedó muerto, tiririrín… pensando en que nacería el sol del día venidero, y con él el ideal, tiririrín…, y en el que el arte no vestiría pantalones sino manto de llamas, o de oro… Hasta que al día siguiente, lo hallaron el rey y sus cortesanos al pobre diablo de poeta, como gorrión que mata el hielo, con una sonrisa amarga en los labios, y todavía con la mano en el manubrio.

¡Oh, mi amigo! el cielo está opaco, el aire frío, el día triste. Flotan brumosas y grises melancolías…
¡Pero cuánto calienta el alma una frase, un apretón de manos a tiempo! ¡Hasta la vista!

CARACTERISTICAS GENERALES DEL FRAGMENTO E IDEA PRINCIPAL DEL MISMO:

Es una composición narrativa muy trabajada en el sentido literario propiamente dicho:

  • Leguaje muy culto, empleo de adjetivación y colorido que carga majestuosamente el texto de adornos narrativos y bastante particulares.
  • Se refleja la crítica de la burguesía, manifestada en el monarca burgués, que se muestra  inmisericorde con la pobreza y necesidad de un artista que es explotado entregando su valioso arte a cambio de un bocado de comida mendigado.
  • Se dibujan de mucho colorido los lugares donde se desarrollan los hechos y se presentan lugares exóticos y personajes con atavíos costosos y deslumbrantes.
  • Emplea elementos de la naturaleza lo que permite evidenciar de amor lo relacionado con el mundo animal y vegetal (selvas, animales).

SITUACIÓN HISTORICA-SOCIAL QUE REFLEJA:

El texto encaja acertadamente con las características de la época de la modernidad que buscaba la perfección, la estimulación de los sentidos a través del lenguaje, y la belleza del mismo con el empleo de cultismos y sarcasmos en desuso o muy antiguos que daban cuenta de la riqueza expresiva a la cual adherían los autores del momento.

Es “AZUL” de Rubén Darío, un vivo ejemplo de ello, daba su calidad textual, lingüística y expresiva que toma elementos de tres corrientes sobresalientes como: el parnasianismo (lenguaje brillante cargado de valores sensoriales), el simbolismo (búsqueda de efectos rítmicos) y el impresionismo (Impresión de los sentidos y gusto por las sensaciones).

SENTIMIENTOS DEL FRAGMENTO:

El texto adornado con vocablos reservados y un lenguaje bastante enriquecido, representan una triste situación y sobretodo real que enmarca, de cierto modo, un sentimiento de protesta contra la explotación que un criado puede hacer de un pobre desaventajado, solo por la dicha que le causa la satisfacción de sus deseos personales desligado de los sentimientos y sufrimientos de quien esta en una posición inferior.

VALORACIÓN GENERAL:

El texto el “Rey Burgués”  puede considerarse como una herramienta de reflexión sobre valores como la caridad y la comprensión entre otros. Por ello, se puede catalogar como un texto de carácter didáctico y moralizante apto para educar al destinatario: pueblo o lector aunque sea esto una característica mas marcada de la época medieval pero con una diferencia relevante; mientras en la media se recreaban las obra existentes, en la literatura moderna se esta inventando, enriqueciéndose con elementos de diversas corrientes.

 

LITERATURA HISPANOAMERICANA:

 

FRAGMENTO LA VORÁGINE-JOSE EUSTASIO RIVERA:

“¡Oh, selva, esposa del silencio, madre de la soledad y la neblina! ¿Qué hado maligno me dejó prisionero en tu cárcel verde? Los pabellones de tus ramajes, como inmensa bóveda, siempre están sobre mi cabeza, entre mi aspiración y el cielo claro, que sólo entreveo cuando tus copas estremecidas mueven tu oleaje, a la hora de tus crepúsculos angustiosos. (…) ¡Tú me robaste el ensueño del horizonte y sólo tienes para mis ojos la monotonía de tu cenit, por donde pasa el plácido albor, que jamás alumbra las hojarascas de tus senos húmedos!

Tú eres la catedral de la pesadumbre, donde dioses desconocidos hablan a media voz, en el idioma de los murmullos, prometiendo longevidad a los árboles imponentes, contemporáneos del paraíso, que ya eran decanos cuando las primeras tribus aparecieron y esperan impasibles el hundimiento de los siglos venturos. (…) Tú tienes la adustez de la fuerza cósmica y encarnas un misterio de la creación. No obstante, mi espíritu se aviene sólo con lo inestable, desde que soporta el peso de tu perpetuidad, y, más que a la encina de fornido gajo, aprendió a amar a la orquídea lánguida, porque es efímera como el hombre y marchitable como su ilusión.

¡Déjame huir, oh, selva, de tus enfermizas penumbras, formadas con el hálito de los seres que agonizaron en el abandono de tu majestad! ¡Tú misma pareces un cementerio enorme donde te pudres y resucitas! ¡Quiero volver a las regiones donde el secreto no aterra a nadie, donde es imposible la esclavitud, donde la vista no tiene obstáculo y se encumbra el espíritu en la luz libre! (…) ¡Déjame tomar a la tierra de donde vine para desandar esa ruta de lágrimas y sangre que recorrí en nefando día, cuando tras la huella de una mujer me arrastré por montes y desiertos, en busca dela Venganza, diosa implacable que sólo sonríe tras las tumbas!”

CARACTERISTICAS GENERALES DEL FRAGMENTO:

En el fragmento el autor manifiesta su tristeza por estar perdido en la selva, aunque imponente y majestuosa en belleza y pureza, pero que causa terror y angustia. Se percibe el desespero del caminante narrador quien expresa abiertamente su deseo de retornar a los paisajes que anteriormente habitaba, a esa tierra para el conocida de donde proviene pero que dejó por ir en busca de aventuras sin saberlo, hasta adentrarse en la lúgubre lejanía de una selva encantadora que a su vez deprime y resta la esperanza de un sentir lleno de felicidad y armonía. Se muestra una contradicción por la belleza del paisaje que produce sentimientos encontrados y profundos de tristeza y desolación.

SITUACIÓN HISTORICA-SOCIAL QUE REFLEJA:

Es este texto un fiel reflejo de las experiencias que pudieron enfrentar y vivir los conquistadores en el momento mismo en que pisaron tierra americana. Ellos llegan a este continente con la esperanza de conquistar territorio para el reino español y aunque lo logran, no esperaban encontrar la resistencia experimentada con los grupos aborígenes que defendieron  a muerte su cultura, lengua, religión y demás tradiciones propias de su cultura. Los españoles califican sus rituales y costumbres como un modo de vivir sumamente salvaje y por estar en desacuerdo con la cultura que intentaban conquistar  se apresuran a arrasar violentamente dichas tradiciones. La estadía en la selva americana y el viaje previo causó enfermedades en las tropas conquistadoras y su llegada a este territorio vasto y totalmente desconocido los deja sumidos en  una situación beligerante por todo lo encontrado en su llegada tan nuevo y extraño para ellos.

Seguramente en sus momentos angustiosos tuvieron la inspiración constante de escribir y registrar las vivencias que iban presenciando sin dejar de lado el estado anímico que los embargaba, pues aunque fueran  los agresores y poderosos hombres enviados por la corona española para llevar las maravillas halladas de regreso al viejo mundo,  encontraron resistencia no solo en cuanto al enfrentamiento con los pueblos indígenas sino por llegar a habitar un terreno totalmente inexplorado y difícil en todo el sentido de la expresión.

SENTIMIENTOS DEL FRAGMENTO:

Tristeza, soledad, depresión angustia, impotencia, encierro, miedo, desesperación, impaciencia.

IDEA PRINCIPAL:

Se expresa la constante tristeza de un hombre que experimenta encierro, pérdida de libertad e impotencia ante su deseo profundo de regresar a su tierra de origen. El narrador describe detalladamente rasgos del paisaje y lo califica como un precioso terreno lleno de soledad y lobreguez.

VALORACIÓN GENERAL:

Es un fragmento bastante calificado por el autor por cuanto usa indefectiblemente la adjetivación y frases en  su recorrido que dibujan maravillosamente un mundo selvático lleno de vegetación y riquezas naturales. Las expresiones empleadas por el autor permiten descifrar a simple vista la existencia de vacíos que el personaje experimenta en ese lugar.  El valor del uso del lenguaje que hace el autor radica en que su descripción, además de ser  prosopografía, encierra un estilo poético que refleja profundamente la sensibilidad que se ha despertado en él, para dar a conocer lo que lleva guardado en su interior,  en un estilo narrativo bastante llamativo y sobretodo, conmovedor.

 

 LITERATURA PREHISPANICA:

 

BREVÍSIMA RELACIÓN DE LA DESTRUCIÓN DE LAS INDIAS (FRAGMENTO)-FRAY BARTOLOMÉ DE LAS CASAS:

 

De infinitas hazañas señaladas en maldad y crueldad, en extirpación de aquellas gentes, cometidas por los que se llaman cristianos, quiero aquí referir algunas pocas que un fraile de San Francisco a los principios vio, y las firmó de su nombre, enviando traslados [copias] por aquellas partes y otros a estos reinos de Castilla, y yo tengo en mi poder un traslado con su propia firma, en el cual dice así:

“Yo, fray Marcos de Niza, de la orden de San Francisco, comisario sobre los frailes de la misma orden en las provincias del Perú, que fui de los primeros religiosos que con los primeros cristianos entraron en las dichas provincias, digo, dando testimonio verdadero, de algunas cosas que yo con mis ojos vi en aquella tierra, mayormente acerca del tratamiento y conquistas hechas a los naturales. Primeramente, yo soy testigo de vista, y por experiencia cierta conocí y alcancé, que aquellos indios del Perú es la gente más benévola que entre indios se ha visto, y allegada y amiga a los cristianos. Y vi que aquéllos daban a los españoles en abundancia oro y plata y piedras preciosas y todo cuanto les pedían que ellos tenían, y todo buen servicio, y nunca los indios salieron de guerra sino de paz, mientras no les dieron ocasión con los malos tratamientos y crueldades, antes los recibían con toda benevolencia y honor en los pueblos a los españoles, dándoles comidas y cuantos esclavos y esclavas pedían para servicio.

“Ítem, soy testigo y doy testimonio que, sin dar causa ni ocasión aquellos indios a los españoles, luego que entraron en sus tierras, después de haber dado el mayor cacique Atahualpa más de dos millones de oro a los españoles, y habiéndoles dado toda la tierra en su poder sin resistencia, luego quemaron al dicho Atahualpa, que era señor de toda la tierra, y en pos dél quemaron vivo a su capitán general Cochilimaca, el cual había venido de paz al gobernador con otros principales. Asimismo, después de éstos, dende a pocos días, quemaron a Chamba, otro señor muy principal de la provincia de Quito, sin culpa ni haber hecho por qué.

“Asimismo quemaron a Chapera, señor de los canarios, injustamente. Asimismo a Luis, gran señor de los que había en Quito, quemaron los pies y le dieron otros muchos tormentos porque dijese dónde estaba el oro de Atahualpa, del cual tesoro (como pareció) no sabía él nada. Asimismo quemaron en Quito a Cozopanga, gobernador que era de todas las provincias de Quito. El cual, por ciertos requerimientos que le hizo Sebastián de Belalcázar, capitán del gobernador, vino de paz, y porque no dio tanto oro como le pedían, lo quemaron con otros muchos caciques y principales. Y, a lo que yo pude entender, su intento de los españoles era que no quedase señor en toda la tierra.

“Ítem, que los españoles recogieron mucho número de indios y los encerraron en tres casas grandes, cuantos en ellas cupieron, y pegáronles fuego y quemáronlos a todos sin hacer la menor cosa contra español ni dar la menor causa. Y acaeció allí que un clérigo que se llama Ocaña sacó un muchacho del fuego en que se quemaba, y vino allí otro español y tomóselo de las manos y lo echó en medio de las llamas, donde se hizo ceniza con los demás. El cual dicho español que así había echado en el fuego al indio, aquel mismo día, volviendo al real, cayó súbitamente muerto en el camino y yo fui de parecer que no lo enterrasen.

“Ítem, yo afirmo que yo mismo vi ante mis ojos a los españoles cortar manos, narices y orejas a indios e indias sin propósito, sino porque se les antojaba hacerlo, y en tantos lugares y partes que sería largo de contar. Y yo vi que los españoles les echaban perros a los indios para que los hiciesen pedazos, y los vi así aperrear a muy muchos. Asimismo vi yo quemar tantas casas y pueblos, que no sabría decir el número según eran muchos. Asimismo es verdad que tomaban niños de teta por los brazos y los echaban arrojadizos cuanto podían, y otros desafueros y crueldades sin propósito, que me ponían espanto, con otras innumerables que vi que serían largas de contar.

“Ítem, vi que llamaban a los caciques y principales indios que viniesen de paz seguramente y prometiéndoles seguro, y en llegando luego los quemaban. Y en mi presencia quemaron dos: el uno en Andón y el otro en Tumbala, y no fui parte [capaz] para se lo estorbar que no los quemasen, con cuanto les prediqué. Y según Dios y mi conciencia, en cuanto yo puedo alcanzar, no por otra causa sino por estos malos tratamientos, como claro parece a todos, se alzaron y levantaron los indios del Perú, y con mucha causa que se les ha dado. Porque ninguna verdad les han tratado, ni palabra guardado, sino que contra toda razón e injusticia, tiranamente los han destruido con toda la tierra, haciéndoles tales obras que han determinado antes de morir que semejantes obras sufrir.

“Ítem, digo que, por la relación [informe] de los indios, hay mucho más oro escondido que manifestado, el cual, por las injusticias y crueldades que los españoles hicieron, no lo han querido descubrir, ni lo descubrirán mientras rescibieren tales tratamientos, antes querrán morir como los pasados. En lo cual Dios Nuestro Señor ha sido muy ofendido y su Majestad muy deservido y defraudado en perder tal tierra que podía dar buenamente de comer a toda Castilla, la cual será harto dificultosa y costosa, a mi ver, de la recuperar”.

Todas estas son sus palabras del dicho religioso, formales, y vienen también firmadas del obispo de México, dando testimonio de que todo esto afirmaba el dicho padre fray Marcos.

CARACTERISTICAS GENERALES DEL FRAGMENTO:

Es un texto narrativo, en prosa, que emplea un lenguaje directo para dar a conocer situaciones originadas por los españoles mientras se establecen en tierras dela Américapara entonces desconocida en el mundo europeo. Los vocablos son fáciles de entender y su expositor es un fraile que presencia capítulos y escenas desprovistas de consideración por el ser humano.

Es fácil identificar las crueldades cometidas por el colono europeo quien devastó todo valor cultural y  humano que encontraba a su paso por las tierras recientemente conquistadas. Usa palabras y expresiones que hoy en los componentes oral y escrito no son de empleo cotidiano ( Ej: pluralización: aquellas gentes; desplazamiento semántico: palabra traslado, al querer decir copias; ubicación del verbo al final de la expresión: “…quiero aquí referir…”, “…que un Fraile de San Francisco a los principios vio…”; ubicación del artículo al final del verbo: pegáronles, quemáronlos, etc )

SITUACIÓN HISTORICA-SOCIAL QUE REFLEJA:

El fragmento  relata las verdaderas acciones  y maltratos causados por los españoles a los grupos indígenas y pueblos aborígenes de América. Refleja el sentido destructor que caracterizaba al conquistador de entonces y  que buscaba a la fuerza usufructo imponiéndose por medio de la violencia.

Con la llegada de los españoles, se destaca, entre muchos elementos culturales y de tradición, la imposición de la creencia en Cristo y la religión católica. Por ello, se puede asegurar la importancia que representó para aquella época la presencia de sacerdotes para ejercer un rol evangelizador dirigido al indígena cuya finalidad se centraba en su conversión al cristianismo. Dada la importancia del clero, es osado dudar de la veracidad de este, que más que un fragmento de la obra “Brevísima relación de la destrucción de las Indias” de Fray Bartolomé de Las Casas, se posiciona como un documento histórico  que brilla, por su narración de nefastos e injustos acontecimientos  que se desarrollaron en el proceso conquistador en contra de la pacífica población americana.

El impacto social que surge con el choque de estas dos culturas deja tantos sinsabores y entre ellos, uno de los  más dolorosos para el mundo moderno: el abandono del culto a la naturaleza y a todos  sus recursos, de allí que las diversas generaciones, a través de las diferentes etapas históricas no hayan considerado como un hecho de gravedad la contaminación indiscriminada del  medio ambiente, selvas y sus recursos de modo irreparable y lo que es peor, la negociación de las mismas para la explotación minera encaminada a la consecución de la totalidad del oro que la conquista no fue capaz de extraer de estos vírgenes territorios americanos.

SENTIMIENTOS DEL FRAGMENTO:

Se caracteriza este fragmento por el relato de sucesos crueles en la época  de la conquista y se percibe en el relator la angustia experimentada, la tristeza, la injusticia, el dolor, la violencia y la incomprensión de un hombre poderoso de frente a un aborigen desarmado y débil.

IDEA PRINCIPAL:

Se manifiesta abiertamente el maltrato del conquistador al hombre americano y el descontento de un fraile que presencia impotente e inerme estas dolorosas escenas protagonizadas por la raza humana, e inhumana conquistadora de entonces y contradictoriamente evangelizadora, que valiéndose de la idea de Cristo actúa salvajemente con un propósito dirigido a satisfacer deseos  de índole gubernamental: El Envío de riquezas a la corona,  extendiendo así el dominio español sobre tierras conquistadas en continente americano.

VALORACIÓN GENERAL:

Como herramienta narrativa y descriptiva se presta para un análisis contrastivo o comparativo con respecto al estilo de relación de hechos o situaciones y la construcción del texto escrito del pasado con el de hoy. 

 

 

 

 

 

diciembre 1, 2011

LITERATURA HISPANOAMERICANA

CONCEPTO:

Surge con la llegada a finales del siglo XX, del modernismo de José Martí, Rubén Darío, José Asunción Silva, apartándose de un canon literario específicamente europeo, encuentra ya sus señas de identidad en el periodo colonial y en el Romanticismo cuando a principios del siglo XIX se liberaron las distintas repúblicas hispanoamericanas, proceso que termina finalmente en 1898 con la pérdida por parte de España de sus colonias insulares de Cuba y Puerto Rico en América, y Filipinas en el Asia.

CARACTERISTICAS:

La literatura hispanoamericana estable  una doble característica aparentemente contradictoria: la unidad y la diversidad.

 La unidad de las letras hispanoamericanas viene dictada por la comunidad del idioma, por el hecho radical de compartir el español como lengua común.

 En cuanto a la diversidad, puede decirse que es una de las consecuencias históricas de la formación de las nacionalidades en América. De ahí que en el contexto latinoamericano la clasificación literaria por grupos nacionales pierda de vista las afinidades entre movimientos, la confluencia de estilos, la idéntica preocupación por una temática, la unidad, en suma, de un hecho literario que se expresa en una misma lengua con una portentosa gama de peculiaridades regionales

Cabe anotar que la denominación de literatura hispanoamericana se concentra en la literatura producida en lengua española.

PERIODO:

 su historia, que comenzó durante el siglo XVI, en la época de los conquistadores, se puede dividir a grandes rasgos en cuatro periodos. Durante el periodo colonial fue un simple apéndice de las literaturas, pero con los movimientos de independencia  que tuvieron lugar a comienzos del siglo XIX, entró en un segundo periodo dominado por temas patrióticos.

Sin embargo, durante la etapa de consolidación nacional que siguió al periodo anterior, experimentó un enorme auge, hasta que alcanzó su madurez a partir de la década de 1910, llegando a ocupar un significativo lugar dentro de la literatura universal. La producción literaria de los países latinoamericanos forma un conjunto armónico, a pesar de las diferencias y rasgos propios de cada país.

 REPRESENTANTES Y OBRAS:

  • La conquista de la nueva España: Bernal Díaz Del Castillo.
  • Periquillo Sarmiento: José Joaquín Fernández.
  • Victoria de Junín: Simón Bolívar.
  • Novela clandestina: Amalia, José Mármol.
noviembre 29, 2011

TALLER DE LAS OBRAS LITERARIAS

 EL CANTAR DEL MIO CID:

1. Identificar las escuelas literarias a la que pertenece el fragmento y justificar su respuesta

Escuela literaria: Grecorromana- antigua

Periodo: la época primitiva (siglo xl-vl a.c) tiempos de la literatura homéricaÉpoca clásica (siglos v-lv a.c) estos fueron los años de Pericles, Alejandro magno, momento estelar de la literatura y la filosofía griega.

En esta etapa se expresa la fuerte identidad entre las manifestaciones de lo griego y de lo romano en la época clásica, sus obras eran sobre mitologías griegas se refieren en la mayoría de los casos a hechos místicos, el origen del hombre y el cosmos, la relación entre dioses y seres humanos como se muestra en la odisea.

 2. Identificar elementos característicos en el fragmento que lo identifiquen con la escuela literaria

Los personajes, son caballeros con armadura y espadas, que combatían en batallas para limpiarse de ofensas y cobrar venganzas por sus familias.

3. Descripción del autor
Ubicar el autor en el contexto literario de la obra, en el entorno, en la época.

El cantar del mio cid es un manuscrito de 74 folios copiado por Pedro Abad en 1307, su origen suele remontarse hacia finales del siglo xlll, es el cantar de gesta más importante del Medioevo hispánico.
Los diferentes ritmos narrativos, que enlazan variaciones en el tratamiento del tiempo, del espacio y el movimiento dramático, ablandan y sensibilizan un estilo de expresión duro y severo, esto hace que el poema sea una de las obras de literatura clásica castellana que con mayor placer puede leerse.
Se sabe que la copia de Pedro Abad no corresponde a la primera versión del poema.

 

LA ODISEA

1. Identificar las escuelas literarias a la que pertenece el fragmento y justificar su respuesta

Escuela literaria: Grecorromana- antigua

Periodo: la época primitiva (siglo xl-vl a.c) tiempos de la literatura homérica
Época clásica (siglos v-lv a.c) estos fueron los años de Pericles, Alejandro magno, momento estelar de la literatura y la filosofía griega.
En esta etapa se expresa la fuerte identidad entre las manifestaciones de lo griego y de lo romano en la época clásica, sus obras eran sobre mitologías griegas se refieren en la mayoría de los casos a hechos místicos, el origen del hombre y el cosmos, la relación entre dioses y seres humanos como se muestra en la odisea.

2. Identificar elementos característicos en el fragmento que lo identifiquen con la escuela literaria

Esta obra se basaba, sobre batallas donde se involucraba la muerte, la ira, la venganza, el dolor, el amor, donde los acontecimientos son prodigiosos.

3. Descripción del autor
Ubicar el autor en el contexto literario de la obra, en el entorno, en la época.

Odisea, obra de homero, el poeta ciego, ha sido rodeada por un aura legendaria, casi divina.
La vida de este autor es algo hipotético ya que hay muchas versiones acerca de su vida y si realmente corresponde a un ser humano común y corriente o si un grupo de poetas lo han simbolizado como una figura de referencia.
Sin embargo más allá de lo que se dice, las grandes historias como la ilìada y la odisea, se sitúan en el nivel mas alto de la expresión épica humana.
En esta sobre sale el heroísmo, virtud propia de nobleza, nos habla de un universo humano extremo y poderoso.

noviembre 29, 2011

LITERATURA MODERNA

CONCEPTO:

La historia de la literatura moderna no designa con el nombre de literatura moderna a la literatura de la Edad Moderna, sino a la de nuestra Edad Contemporánea, definida habitualmente como el periodo iniciado con la Revolución francesa (1789) hasta el presente, de modo que es también muy usualmente denominada como literatura contemporánea. No obstante, es un concepto definido con criterios estéticos y no tanto cronológicos, caracterizándose por los valores de originalidad y la ruptura más que por los de la tradición y la continuidad; de un modo similar a como se define el arte moderno o el arte contemporáneo.

En la literatura en lengua española, el término modernismo denomina a un movimiento literario que se desarrolló entre los años 1880-1910, fundamentalmente en el ámbito de la poesía, que se caracterizó por una ambigua rebeldía creativa, un refinamiento narcisista y aristocrático, el culturalismo cosmopolita y una profunda renovación estética del lenguaje y la métrica.

Se conoce por modernismo a la forma hispánica de la crisis universal de las letras y del espíritu y que se manifiesta en el arte, la ciencia, la religión y la política. En ciertos aspectos su eco se percibe en movimientos y en corrientes posteriores. En las raíces del Modernismo hay un profundo desacuerdo con la civilización burguesa.

CARACTERISTICAS:

El Modernismo es objeto de distintas interpretaciones, con estas dos posturas fundamentales:

La más restrictiva lo considera un movimiento literario bien definido que se desarrolló entre 1887 y 1910.

La más amplia considera que el modernismo no es sólo un movimiento literario sino toda una época y la actitud que le sirvió de base.

Conciliando ambas, cabría definir el modernismo literario como un movimiento de ruptura con la estética vigente que se inicia en torno a 1880 y cuyo desarrollo fundamental alcanza hasta la Primera Guerra Mundial. Tal ruptura se enlaza con la amplia crisis espiritual de fin de siglo.

El rechazo de la realidad cotidiana, ante la cual el escritor puede huir en el tiempo (evocando épocas pasadas y mejores) o en el espacio (muchos de los poemas se desarrollan en lugares exóticos y lejanos).

Una actitud aristocratizante y cierto preciosismo en el estilo, así como la búsqueda de la perfección formal (de inspiración parnasiana) que se aprecia no sin cierto individualismo.

La búsqueda de la belleza se consigue a través de imágenes muy plásticas y acercamiento a las artes, de una adjetivación con predominio del color y con imágenes relacionadas a todos los sentidos, así como con la musicalidad que produce el abuso de la aliteración, los ritmos marcados y la utilización de la sinestesia (influencias del simbolismo).

Tanto la fidelidad a las grandes estrofas clásicas como las variaciones sobre los moldes métricos, utilizando versos medievales como el alejandrino, el dodecasílabo y el eneasílabo; con aportes de nuevas variantes al soneto.

El uso de la mitología y el sensualismo.

Una renovación léxica con el uso de helenismos, cultismos y galicismos, que no buscaba tanto la precisión como el prestigio o la rareza del vocablo.

El deseo innovador que aspiraba a la perfección que apreciaban en la literatura europea.

El culto a la perfección formal, con poesía serena y equilibrada.

 PERIODO:

El Modernismo es un movimiento artístico que se desarrolló durante el final del siglo XIX y el primer cuarto del siglo XX.

Fue el primer movimiento artístico y literario de habla española nació en nuestro continente, su influencia alcanzo no solo a los escritores y artistas de estas  tierras, si no también  a los de España. A partir del modernismo, nuestro continente comienza a tomar iniciativa artística  e intelectual y a expresar con voz propia  en el acontecer cultural del mundo.

 

REPRESENTANTES Y OBRAS:

  • Azul… (1888), Rubén Darío García Sarmiento.
  • Rojo y Negro, Stendhaly.
  • Crimen y castigo, Feidor Dostoieysky.
  • Las rosas de Hércules y su poema oda al atlántico, Tomas Morales Castellano.
  • Andantes, Alberto Álvarez  de Cienfuegos.
  • Recordado por la caja de música, Ricardo Gil
  • Alma, caprichos, el mal poema, fiesta nacional, Manuel machado.
  • Los remansos del crepúsculo, Andalucía, francisco villa espesa.
  • La Duquesa Job, Hamlet a Ofelia, Odas Breves, La Serenata de Schubert y el afamado poema “Non omnis moriar” (No moriré del todo). Manuel Gutiérrez Nájera.

 

 

 

noviembre 29, 2011

MAPA CONCEPTUAL

noviembre 29, 2011

LITERATURA PREHISPÁNICA

CONCEPTO:

Es el conjunto de manifestaciones de las grandes culturas que existieron en nuestro continente antes de la llegada de los españoles.
La literatura prehispánica es el conjunto de expresiones literarias propias de las culturas autóctonas de nuestro continente. Han llegado hasta nosotros, gracias a la tradición oral y a las traducciones dé los cronistas.
Las mejores muestras de la literatura aborigen o prehispánica son de aquellas culturas más desarrolladas como la azteca, maya e inca, Esto no
significa que las demás culturas autóctonas (chibcha, guaraní, amazónicas, etc.) no poseyeran expresiones literarias, sino que su precariedad las hizo más endebles, llegando sólo el testimonio oral hasta nosotros.

CARACTERISTICAS:

• Anónima y colectiva- Sus creaciones literarias (poesías,
  mitos, dramas), carecen de un autor, porque-no les interesa
  dejar constancia de sí mismos, sino de la comunidad
• Agraria.- Consideran a la tierra, y en general a la naturaleza, corno su “gran madre”, de la cual recogían los frutos necesarios para vivir,
• Oral.- Fue creada en los diferentes idiomas de los pueblos
  conquistados: el quiche,   el nathual, el quechua o ninasími.
  Gracias a esto las tradiciones han sido trasmitidas de padres a
  hijos a través de generaciones, conservándose en la memoria de
  los pueblos. Aunque, se debe mencionar que los mayas
  utilizaron cierto tipo de escritura ideo gráfica y pictográfica, del
  cual sobreviven ciertos “códices.”
• Panteísta.- Tenía relación directa con los elementos de la naturaleza (sol, luna, rayo, jaguar, etc.) convirtiendo a todos ellos en seres animados a los que se rendía culto y adoración,
• Impresionista y nostálgica – Debido a que las emociones y
  sentimientos más disímiles (alegría, dolor, animosidad, etc.),
  son expresados de forma subjetiva y armoniosa.

PERIODO:

La literatura prehispánica comprende el periodo desde que se originaron las primeras culturas en nuestro continente hasta la llegada de los españoles (siglo XVI d.C.). En esta se reconoce la superioridad de tres grandes civilizaciones: la Inca, la maya y la azteca.

REPRESENTANTES Y OBRAS:

  • Popol Vuh, autor: anónimo Maya-Quiché
  • El poema de Quetzalcóatl, autor: anónimo náhuatl del ciclo Tenochca, poema épico-religioso.
  • El poema de Netzahualcóyotl, autor: Netzahualcóyotl, el rey poeta.
  • El libro de libros del Chilam-Balam: autor: anónimo maya

 

noviembre 4, 2011

COMO HA SIDO NUESTRO ACERCAMIENTO A LA LITERATURA?

La admiración por los escritores que a lo largo del tiempo plasman en sus vidas escritos, que transforman el pensamiento de los que leen, con la fuerza de sus argumentos no convencen y enriquecen nuestra manera de pensar.

noviembre 4, 2011

LA LITERATURA ES ARTE O DISCIPLINA?

Arte y disciplina; arte que utiliza como medio de expresión, el lenguaje oral o escrito, el resultado de este son las distintas obras literarias.
Por ende se necesita de disciplina para a través de un largo trabajo y producción de una obra poder impresionar al lector.

noviembre 4, 2011

UN ESCRITOR NACE O SE HACE?

Nace y se hace; nace cuando su talento es innato y solo es necesaria una simple orientación para desarrollar sus destrezas. y se hace cuando después de mucho estudio y dedicación logra perfeccionar su disciplina.